Nada como ser un mandado


Impresiona la estructura de esta reforma. Lástima que haya sido realizada al dictado de Bruselas. Lástima. Lo lógico es que hubiera sido presentada por Zapatero después de las municipales o por Rajoy a la vuelta de Reyes. Ambos nos fallaron. Son políticos de cálculo electoral, no hombres de Estado.

¿Será la definitiva? Auguro que sí ¿Y cómo debe verla? Como la creación de una espectacular fuerza económica, que tiene como principal ariete una superestructura cargada de dinero, el nuevo FROB. Capaz de demoler o sanear en cero con cinco a cualquiera de las entidades nacionalizadas, sin que ello provoque daños a los depositantes ¿Y el coste? El último plan de ajuste. El que ha parado en seco la poca vida de la economía española. Ahí tiene. No hemos sido capaces de reordenar el mapa municipal pero seremos quien de redimensionar un espacio de colosos financieros. Y es que no hay nada como ser mandado.

Veremos cómo la niebla que invade al sector bancario desaparece, permitiendo que los mercados observen quién es quién en el sistema financiero español. En ese momento, si la prima de riesgo lo permite, nuestros seis grandes bancos podrán caminar de nuevo con holgura por los salones internacionales. Volverán a estar en el punto de mira de los ahorradores internacionales. Captarán ahorro, el que tanto necesita nuestro mercado de crédito ¿Y el resto? Esperarán a iniciar su reconstrucción. Los más dañados serán demolidos. Transferirán lo bueno que tengan a un banco puente y este se venderá al mejor postor. Los depositantes no sufrirán, los accionistas y bonistas, sí. A Novagalicia, Cataluña Caixa y Bankia les inyectarán el dinero del rescate y les comprarán, a un precio que está por ver, sus inmuebles. Ya libres de alforjas tóxicas volverán a dar guerra y cómo no, les llegarán los novios, pretendientes muy agresivos y que no irán a Santiago a tirarle los tejos a Novagalicia, acudirán a Madrid a las oficinas del FROB. Pero esa ya es otra guerra.

En Twitter @venan_salcines

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Nada como ser un mandado