Carmela Porteiro: «Los descartes son un error. Un error y, además, un horror»

La científica gallega -vicepresidenta del Consejo internacional para la exploración del mar- cree llegada la hora de abandonar los TAC y cuotas


redacción / la voz

La organización gubernamental más antigua del mundo. 109 años. 1.500 investigadores con la lupa puesta cada año en 150 pesquerías. Y en la vicepresidencia, una gallega. Una gallega que, además, recunca, pues ya ocupó el mismo cargo en el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, en inglés), el órgano que asesora en materia pesquera a varias instituciones, pero su principal cliente es la Comisión Europea.

-¿Qué significa para España y, sobre todo, para Galicia tener a uno de los suyos en la cúpula del ICES?

-Significa que está, estamos, en los circuitos que nos corresponde estar por nuestra propia actividad pesquera, porque España es el país que debe de tener más kilómetros de costa de Europa y debe estar en los círculos donde se toman decisiones y definen estrategias de todo tipo con respecto a la pesca.

-¿Y qué tiene que hacer la vicepresidenta?

-Hacer el seguimiento de toda la actividad del ICES, responsabilizarse de toda la gestión y velar por los acuerdos que se suscriben. Son tanto organizaciones pesqueras como ambientales las que piden consejo científico al ICES. El mayor convenio que tiene es con la Comunidad Europea y también está colaborando en la elaboración de la estrategia marina europea.

-¿Y velan por que se cumplan sus recomendaciones sobre los TAC (totales admisibles de capturas) y cuotas?

-Eso es ya cuestión política y en la parte administrativa el ICES no entra. Nuestro trabajo termina en el asesoramiento científico. Lo que tenemos que conseguir son buenos datos para dar las recomendaciones más acertadas y coordinar las campañas de investigación para que sean lo más homogéneas posible.

-Estudian 150 «stocks». De los que afectan a España, ¿cuál es el que corre más peligro?

-En las aguas ibéricas, las cigalas son las que están peor; también algunas especies demersales y de fondo. Se recuperó la anchoa del golfo de Vizcaya, pero empieza a estar tocada la sardina, bajó mucho la biomasa. En Gran Sol, la merluza se recupera bastante bien.

-¿Y en Galicia? Porque dicen que la merluza la pescan hasta los deportivos con caña.

-La merluza del sur sigue estando en un plan de recuperación, porque todavía está muy lejos del rendimiento máximo sostenible (RMS). También preocupa mucho la situación del lirio en toda Europa.

-Por cierto, ¿hay dos «stocks» de bacaladilla?

-No está demostrado.

-¿Pero podría ser?

-No hay ninguna evidencia, ningún informe científico que sostenga que hay dos stocks. Lo que hay es una pregunta sobre gestionarlo de manera diferente en el sur y en el norte, pero eso no significa que haya dos poblaciones diferentes.

-¿En todos los casos son los pescadores los responsables de esa mala situación?

-La responsabilidad de tomar medidas de gestión adecuada es de los gestores; aceptarlas y llevarlas a la práctica, los pescadores.

-¿No hay margen para culpar a las condiciones ambientales?

-La producción oceánica depende de los factores climatológicos claramente. Que está repercutiendo el calentamiento global, sí, porque hay también un desplazamiento de las pesquerías y un cambio en la producción oceánica; no una bajada, sino un cambio.

-¿Todo es por la sobrepesca?

-Una parte muy importante, sí.

-¿Qué se puede hacer?

-Ser más respetuosos con la forma de pesca.

-¿Eliminando el arrastre, por ejemplo, que está siendo objeto de una campaña muy incisiva?

-Eliminar no hay que eliminar ninguna. Lo único, reglamentarlas, hacerlas más responsables con el medio marino y delimitar su uso en ciertas áreas. Es también una cuestión tecnológica, depende además de cómo armes el arte, incide más o menos sobre el fondo marino y la biodiversidad.

-¿Hay que conseguir el RMS en el 2015?

-Ese es el objetivo del ICES.

-¿Es realista?

-En unos casos sí, en otros no.

-¿Los TAC y cuotas son el mejor sistema para recuperar las pesquerías?

-Creo que estamos en un momento que tendría que cambiarse el sistema. Se ve que no ha dado resultado, porque ha provocado muchos problemas, falsedad en los datos de captura, descartes... Habría que ir por otra vía.

-¿Es posible eliminar los descartes sin causar trastorno económico a la flota?

-Desde luego hay que intentarlo. Desarrollar más tecnología para lograr artes y pesquerías más limpias. Se está investigando bastante y en España hay unas líneas de investigación muy concretas. Aquí en el IEO de Vigo, hay un equipo estudiando en colaboración con el sector. Eso requiere apoyo, con recursos humanos y económicos. Lo que está claro es que es algo que no desean ni los científicos ni los pescadores. Los descartes son un error. Un error y un horror.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Carmela Porteiro: «Los descartes son un error. Un error y, además, un horror»