El PP se suma a la mayoría del Congreso que dará luz verde a los 420 euros

Los populares han puntualizado que «los españoles no quieren un cheque parado, sino un empleo digno».


El PP se sumó hoy a la mayoría del Congreso que convalidará el decreto ley que regula la ayuda de 420 euros para los desempleados que se han quedado sin cobertura, que será tramitado como proyecto de Ley para introducir cambios, como que la prestación pueda cobrarse desde el 1 de enero.

El diputado popular Juan Ignacio Echániz anunció que el PP votará «un claro sí» tanto a la convalidación del decreto ley como a su tramitación como proyecto de ley, ya que de lo contrario sería «condenar a la indigencia a nuevos excluidos y pobres que ha creado el Gobierno», aunque puntualizó que «los españoles no quieren un cheque parado, sino un empleo digno».

Pidió al Gobierno que deje de improvisar, ya que un subsidio sin acometer políticas de empleo es un «parche», al tiempo que consideró urgente que la ampliación de esta cobertura se «revierta cuanto antes» y dijo que el «cheque parado» supondrá 14 euros por familia y día y «no para todos».

Desde CiU el diputado Carles Campuzano argumentó el voto a favor de la medida para que sea «eficaz» y aludió a la necesidad de reformar los Servicios Públicos de Empleo y del mercado laboral.

Criticó que el Gobierno esté instalado en una «posición dogmática» y no acometa una reforma del mercado laboral «en sentido amplio», y aludió al «reto» de poner fin a la elevada temporalidad ya que la crisis ha comenzado incluso a «destruir empleo indefinido».

El diputado del PNV Emilio Olabarría avanzó el voto positivo de su grupo parlamentario con la «corrección» de ampliarlo al 1 de enero de 2008, aunque criticó la «falta de clarividencia» de la política de empleo del ministro de Trabajo e Inmigración, que activa medidas «paliativas e ineficientes».

Aludió a las contradicciones del Ejecutivo, al que exigió que en la tramitación parlamentaria se establezca el carácter «universal» de la ayuda, ya que «no cabe una norma amputada y segmentada que solo proteja a una parte del colectivo de los desempleados».

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos, anunció su voto favorable, aunque subrayó «alguna debilidad» en su «capacidad estructural» y abogó por que la ayuda se amplíe desde el 1 de enero y que no se establezca el límite del 17% de tasa de paro para la ejecución de la medida.

Desde UPN Carlos Salvador también votará a favor, aunque criticó que el Gobierno no haya contado con las comunidades autónomas y le pidió que resuelva el «complejo puzzle» de rentas mínimas que hay en España y busque la fórmula de hacerla compatible con la renta mínima que ya existe en Navarra, que es superior a los 420 euros.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, anunció que votará en contra del decreto aunque estará a favor de su tramitación como proyecto de Ley, porque la ayuda «institucionaliza un principio de discriminación inaceptable», al tiempo que exigió que la prestación sea universal, independientemente de la edad o la fecha en la que se pierda la prestación.

El diputado de IU Gaspar Llamazares dijo que hoy se añade «algo de justicia a la injusticia de la desigualdad social» y subrayó que la medida reactivará la demanda, y pidió que otras administraciones «cumplan con su papel» y «complementen la ayuda».

Por su parte, el diputado de ERC Joan Tardá pidió un debate sobre la renta básica universal y criticó la «improvisación» del decreto ley, «que es esclavo de una práctica que da más prioridad a los cheques que a los derechos».

Desde el grupo socialista, Jesús Membrado elogió la «bondad de la medida, que nace con la vocación de permanecer mientras haya altas tasas de paro», y dijo que apoyará la tramitación del decreto como proyecto de Ley por la vía de urgencia, para que la medida sea «rápida y operativa».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El PP se suma a la mayoría del Congreso que dará luz verde a los 420 euros