Un plató en Merza para que el espectáculo siga

OK Producións estrena instalaciones con residencia para favorecer la difusión en streaming de todo tipo de eventos


lalín / la voz

El covid-19 ha paralizado el mundo y ha puesto al gremio del espectáculo en el más difícil de los escenarios: el de la supervivencia. Consciente de la situación, la empresa OK Producións, desde su centro de operaciones en Merza (Vila de Cruces), ha dado un paso al frente para facilitar una recuperación colaborativa del sector. La firma, nacida hace quince años para dar soporte técnico al grupo de percusión Odaiko, es hoy una empresa solvente que ofrece escenarios y soluciones de sonido, iluminación e imagen para todo tipo de producciones o eventos. El Ribeiro Blues Wine Festival o la Festa da Istoria de Ribadavia son algunos de los proyectos en los que ha trabajado.

La crisis del coronavirus ha obligado a reinventarse. Según explica el gerente de la firma, Juan Collazo, OK Producións llevaba dos años madurando la creación de un plató en Merza. La pandemia ha acelerado el proyecto para ofrecer una alternativa al sector, paralizado por la cancelación de todo tipo de eventos. «O que queremos é ofrecer solucións para que as contratacións de espectáculos non se cancelen», explica Juan Collazo.

El plató, construido en el lugar de Cobo, en la parcela de un antiguo taller mecánico, dispone de 250 metros cuadrados de superficie y cuenta con una residencia de 100 metros cuadrados con posibilidad para alojar a una decena de personas. Con esta fórmula, los artistas y los equipos que acudan a grabar o que se encuentren de gira pueden contar con una opción de alojamiento en plena naturaleza.

El plató cuenta con cámaras robotizadas, lo último en tecnología audiovisual y un punto ecologista. «Empregamos led e un sistema de quecemento por biomasa. É atípico porque traballamos con luz natural e apostamos polo ecoloxismo. Pensamos que é cara onde hai que tirar cada vez máis», comenta Juan Collazo.

La apertura del plató pretende ofrecer una alternativa a los artistas para que puedan hacer llegar su trabajo al público por streaming. «É o momento de que as administracións públicas apoien este tipo de iniciativas para evitar que o tecido artístico morra. É un sector moi vulnerable. Se morre, sería difícil de rexenerar. É máis doado mantelo activo con fórmulas alternativas», dice Collazo.

El plató se estrenó con éxito la noche del viernes con un concierto de la charanga lalinense Ardores, que presentó el tema Ao son da túa güira, en homenaje al músico Juan Varela, fallecido en el 2017. El concierto fue emitido en streaming y seguido en directo por más de 300 personas en el canal de YouTube de la charanga. En menos de 15 horas el vídeo superaba las 2.500 visualizaciones. La TVG desplazó a una presentadora para realizar una conexión en directo para el programa Luar.

Una infraestructura accesible gracias a la validación del trueque como medio de pago

Detrás del nuevo plató de OK Producións hay una filosofía de vida colaborativa. «Temos unha asociación chamada Cobo Escena coa que traballamos cunha especie de trueque. A través dela, os artistas poden empregar o plató e todas as instalacións sen necesidade de pagar unhas tarifas concretas. O que facemos é intercambiar servicios uns con outros. Antes ir a un plató era caro. Nós queremos ofrecer unha resposta rápida e económica», explica Juan Collazo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un plató en Merza para que el espectáculo siga