Acega entró en pérdidas en la AP-53 tras seis ejercicios con beneficios

El balance antes de impuestos fue de -2 millones en 2013 y -863.000 euros en 2014

Peaje troncal de la AP-53 en Silleda, pero «virtualmente» ubicado en Dozón en el kilómetro 56,6.
Peaje troncal de la AP-53 en Silleda, pero «virtualmente» ubicado en Dozón en el kilómetro 56,6.

Lalín / la voz

La progresiva recuperación de tráfico en la autopista AP-53, desde que en el año 2012 se quedase por debajo de los 5.000 vehículos diarios ?el último ejercicio en que no se había alcanzado esa cifra fue el 2006, con 4.833 vehículos diarios?, no ha servido a la concesionaria Acega para evitar la entrada en pérdidas del vial de peaje. Según el último informe anual sobre autopistas del Ministerio de Fomento, y que analiza con detalle el ejercicio 2014, Autopista Central Gallega (Acega) cerró ese ejercicio con un resultado negativo, antes de impuestos, de 863.300 euros. Y fue la segunda anualidad en que el resultado de operaciones continuadas arrojaba un valor en rojo, puesto que en el 2013 fueron -2.063.100 euros.

La gestión de la AP-53 ofrece estos resultados negativos después de seis ejercicios de bonanza, que tuvieron en el 2012 los mejores números: se alcanzaban entonces 898.600 euros de beneficios ?antes de impuestos?, con 848.900 en el año 2007, 807.400 euros en el 2011, 674.800 en el ejercicio 2008 y unas cifras más modestas en el 2010 (373.800 euros) y en el 2009 (58.300).

Hace una década

Hay que remontarse una década atrás para encontrar resultados en negativo de la explotación de la autopista que une Dozón y Santiago de Compostela, que completó los 56,6 kilómetros de su trazado hasta Alto de Santo Domingo el 3 de junio del 2004: en ese ejercicio el resultado negativo había rozado el millón y medio de euros ?1,3 millones de pérdidas doce meses antes?, que se elevaron a 2,34 millones en el año 2005; la cifra se redujo considerablemente en el ejercicio 2006, que se cerró con 57.700 euros de pérdidas.

Las cifras de la primera anualidad de funcionamiento de la AP-53 son meramente simbólicas: y es que el vial se abrió el tráfico entre Santiago y Silleda el 23 de diciembre del 2002. En su primera semana de funcionamiento, los ingresos por peaje habían supuesto 76.700 euros y el resultado final, antes de impuestos, había sido de -4.300 euros.

La trascendencia que ha tenido para los ingresos de la concesionaria la puesta en funcionamiento del vial en su conjunto, y consecuentemente el pago por sus 56,6 kilómetros de recorrido aunque solo se circulen 42 de Santiago a Lalín, se refleja en un dato significativo: la recaudación en peajes por la AP-53 ascendió en el año 2003 a 3.000.300 euros, con una media de 3.614 vehículos diarios. Al ejercicio siguiente, con 4.369 por día, los ingresos por peaje se duplicaron: 5.907.500 euros. Entre medias, el 22 de diciembre del 2003 se abrió el tramo Silleda-Lalín Centro: a partir de ese día, comenzó a funcionar el peaje troncal de Silleda. Al pasar por ese punto, en el kilómetro 34 de la AP-53, los vehículos pagan como si estuvieran en el kilómetro 56,6. O sea, todo el peaje.

Nuevas vías

Las cifras de la AP-53 deberían mover a la Administración a entablar una negociación seria con la concesionaria, tendente a buscar fórmulas que permitan ablandar el peaje. La autopista a Lalín ni siquiera ofrece descuentos a quienes realizan viajes de ida y vuelta en una misma jornada, tal vez una opción para incrementar los usuarios y con ello mejorar las cuentas de Acega. Pero en esta autopista no se mueve nada: solo los vehículos que la usan.

Los ingresos de peaje sumaron 8,8 millones en 2014, por debajo de los casi 10,4 del 2010

El resultado negativo en la autopista en el 2014 se produce pese a que los ingresos por peaje supusieron 8.810.500 euros, a los que se suman 143.600 más de otros conceptos. Los gastos de explotación ascendieron a 6.013.100 euros, lo que deja un resultado de explotación antes del capítulo de amortización de autopista de 2.941.000 euros. Sin embargo, los cerca de 1,9 millones destinados a la amortización de la inversión en el vial, y otro tanto de resultados financieros en negativo, dejan ese balance final de 863.300 euros en números rojos ?antes de impuestos?.

El récord, hace seis años

Los ingresos por peajes alcanzaron su récord en el ejercicio 2010, en que ascendieron a 10.384.400 euros ?con 1,2 millones más de otros ingresos?. La autopista superó los 9 millones de peajes por vez primera en el 2008 ?9,26 millones?, mientras al ejercicio siguiente creció hasta los 9,9 millones. La concesión de la autopista AP-53 llega hasta el 2074.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Acega entró en pérdidas en la AP-53 tras seis ejercicios con beneficios