Educación hará una rehabilitación integral del colegio lalinense de Prado

El proyecto, cifrado en 600.000 euros, abrirá el nuevo modelo poscovid


Lalín / la voz

El nuevo Plan de Nova Arquitectura Pedagóxica ideado por la Xunta busca adaptar los centros escolares a la etapa poscovid, tanto en espacios como en transformación digital. Un programa recientemente aprobado con una dotación este mandato de 191 millones de euros que incluirá entre sus primeras actuaciones una en Lalín. En concreto en el colegio Xoaquín Loriga de Prado, donde acudió ayer el conselleiro Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, para anunciar la iniciativa junto al regidor, José Crespo, entre otros representantes de su departamento autonómico y del gobierno local.

El plan de rehabilitación integral del colegio lalinense, con especial incidencia en el ahorro energético, tendrá un coste cifrado en torno a los 600.000 euros. Rodríguez destacó que será una de las primeras obras financiadas con el nuevo plan autonómico, que se aprobado estos días por el Consello da Xunta. El titular de Educación incidió en que este programa «será a guía para a definición e o deseño dos novos espazos educativos de xeito que dean resposta ás necesidades educativas, sanitarias e tecnolóxicas do futuro».

El departamento autonómico baraja como previsión para licitar las obras en el CEIP de Prado el mes de abril, con un plazo de ejecución en principio de tres meses a partir de la adjudicación. Entre las actuaciones a acometer figura la mejora de la fachada, dotándola de aislamiento térmico, así como la sustitución de las actuales cubiertas por otras con aislamiento de lana de roca. Las carpinterías, tanto interiores como exteriores además de las ventanas, se cambiarán dentro de un proyecto que también incluirá otras mejoras funcionales, como la remodelación de los aseos destinados a docentes y a los alumnos, junto con el aislamiento acústico de todas las aulas.

Sustitución de luminarias

El proyecto integral para el centro educativo lalinense también prevé sustituir las luminarias por otras de bajo consumo, junto con otras mejoras de tipo estético, entre ellas el pulido del actual pavimento de terrazo. Para el conselleiro, «trátase dunha importante actuación global que repercutirá directamente na mellora do confort e dos consumos enerxéticos acorde coas novas esixencias», beneficiándose los cerca de 150 alumnos matriculados en el Xoaquín Loriga de Prado.

Este plan autonómico busca, según Román Rodríguez, «reforzar un novo modelo de centros escolares na etapa poscovid, con espazos abertos á interacción soical, máis flexibles e versátiles, preparados para avanzar na transformación dixital, máis confortables, máis saudables e máis sostibles desde o punto de vista ambiental». En el caso del CEIP de Prado el proyecto integral supondrá un ahorro energético estimado en torno al 28 % en cuanto al consumo, mientras que se prevé una reducción del 38 % en las emisiones de CO2.

La iniciativa anunciada ayer por Rodríguez en Prado no será la única prevista en el municipio lalinense dentro de este Plan de Nova Arquitectura Pedagóxica. En centros como el Varela Buxán de Cercio o el Vicente Arias de la Maza de Vilatuxe. Educación deberá determinar ahora en qué consistirán las mejoras en estos dos CEIP, también situados en el rural.

En elaboración un plan director para la puesta en valor del monasterio de Camanzo

Román Rodríguez, además de visitar el colegio Xoaquín Loriga de Prado para anunciar su plan de rehabilitación integral, estuvo en el monasterio de San Salvador de Camanzo, en Vila de Cruces. En su visita al cenobio benedictino fundado en el siglo X, avanzó la intención de la Xunta de elaborar y ejecutar un plan director para su restauración. Entre las actuaciones a acometer figura el arreglo de las pinturas murales del interior de la iglesia, así como erradicar los actuales problemas de humedad que sufre el inmueble eclesiástico.

En Camanzo también se prevé proteger y poner en valor la cepa que se conserva en su interior. La tradición popular la cataloga como una de las más antiguas que existen en Galicia. Algunos datan su vida en unos tres siglos. El pasado enero, el portavoz municipal del PP de Vila de Cruces, Jesús Otero, que participó ayer en la visita de Rodríguez, había gestionado con instituciones autonómicas la necesidad de preservar esta cepa, haciéndose eco de la preocupación vecinal por su estado y ante el riesgo de su desaparición por falta de cuidados. Su presencia constituye además un atractivo más para quienes visitan el complejo monacal cruceño.

Desde Cultura recordaban ayer que al proyecto previsto para Camanzo se suman otras acciones para conservar y potenciar el patrimonio cultural de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. A este respecto citaron las obras de restauración de la iglesias de Ventosa, en Agolada; de San Pedro, en Dozón, y de Santa Baia de Palio, en Lalín. En el templo de San Xiao de Guimarei y en el de San Vicenzo de Berres, ambos en A Estrada, se restauraron retablos, y también se ejecutó un proyecto en el monasterio de Carboeiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Educación hará una rehabilitación integral del colegio lalinense de Prado