Los pacientes de hemodiálisis ya reciben su tratamiento en Lalín

Las instalaciones habilitadas en la calle Puente comienzan hoy a funcionar


Lalín / la voz

Lalín estrena hoy la nueva unidad de hemodiálisis con la recepción y atención de los primeros pacientes. Ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, visitó las instalaciones acompañado por el alcalde de Lalín, José Crespo; la gerente del área sanitaria de Santiago de Compostela, Eloína Núñez, la presidenta de la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo, Isabel Entero, responsable de este centro concertado y varias edilas.

El servicio, ubicado en el número 95 de la rúa Ponte, ocupa una superficie de 552 metros cuadrados. De momento está dotado con quince puestos de hemodiálisis on line y está dotado con la más moderna tecnología del sector. Las instalaciones tienen capacidad para crecer en el futuro hasta la atención a 60 enfermos. De momento, prestará servicio a 24 pacientes de la comarca que desde hoy ya no tendrán que desplazarse a Santiago.

Dispondrán, apuntan desde la Xunta, de una sala amplia y luminosa de hemodiálisis de 150 metros cuadrados donde recibirán las trece sesiones mensuales que, de media, necesita cada paciente. El centro cuenta además con una sala para personas que necesiten dializarse de forma aislada, así como sala de espera, vestuarios, consulta médica y de enfermería, además de un despacho de apoyo al paciente donde trabajan un psicólogo y un trabajador social.

Las nuevas instalaciones se completan con una moderna planta de agua que, indican desde Sanidade, «garante unha diálise on line cos máis altos estándares de calidade».

Con la apertura de este servicio, la gerencia sanitaria compostelana pretende acercar el servicio de hemodiálisis a los vecinos de los concellos de Agolada, Lalín, Dozón, Rodeiro, Silleda y Vila de Cruces que tengan una patología renal que haga necesario que reciban este tratamiento.

El objetivo es que los pacientes puedan recibirlo con mayor comodidad en su atención evitando tener que desplazarse varios días a la semana fuera de la comarca.

La nueva prestación, resaltan desde la Xunta, «búscase satisfacer as necesidades dos doentes ao facilitar o servizo achegando tanto física como temporalmente o tratamento aos pacientes e ao seu entorno familiar» y minimizar «os eventuais inconvintes relacionados cos desprazamentos».

Una vieja reivindicación que se hace realidadUna amplia plantilla para el sexto centro que la fundación abre en Galicia

Con la puesta en marcha de la hemodiálisis se hace realidad un servicio largamente anunciado por la Xunta y demandado desde hace tiempo por el actual regidor. En el 2018, el anterior conselleiro de Sanidade había hablado ya a los alcaldes, en un encuentro celebrado en el centro de salud, de la implantación de la hemodiálisis. Un año después, en marzo del 2019, la Xunta anunciaba la autorización de 2,8 millones de euros, que sería el máximo, para la licitación del servicio. Una prestación que, tras varias demoras, en algún caso por la covid-19, se hizo ya realidad.

Ayer desde la fundación que se encarga de la prestación se destacaba el fomento de la investigación con unos premios de investigación nefrológica que ya cumplieron 34 años y una cátedra de investigación renal con la Universidad de Santiago, entre otras iniciativas.

Hoy empezarán a ser tratados un total de 24 pacientes. Serán 14 en el turno de mañana y 10 en el turno de tarde que acudirán al centro los lunes, miércoles y viernes. Desde el centro indican que si el número de usuarios se incrementa, en el futuro se abriría los martes, jueves y sábados y se podrían atender hasta tres turnos que sumarían 60 personas.

En estos momentos la plantilla está compuesta por dos médicos, tres enfermeras, una supervisora, dos auxiliares, el responsable de mantenimiento, un psicólogo y un trabajador social. Estos tres últimos prestan también servicio a otros centros de la fundación en Galicia.

El personal médico y sanitario es exclusivo del centro lalinense. La Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo cuenta con seis centros ya en Galicia. El de Lalín se suma a los que ya están abiertos en Vigo, O Porriño, O Barco de Valdeorras, Ourense y Verín. Uno de los objetivos de la fundación es, destacan, acercar el tratamiento a los pacientes.

Otro de los fines es la atención integral al paciente. La fundación está cerca ya de cumplir los 40 años de vida. Lleva más de 39 trabajando y desde hace 30 ya incorporó a psicólogos y trabajadores sociales en plantilla a fin de ofrecer a los pacientes renales un apoyo psicológico y social. En los últimos años sumaron también a algún nutricionista y los centros de Vigo y Porriño cuentan además con educadores deportivos.

En este sentido tienen en marcha en seis centros, cuatro en Madrid y dos en Galicia, un programa de deporte en diálisis en colaboración con universidades a través de las facultades de Educación Física. La idea es, apuntan desde la fundación, ofrecer un apoyo en todos los aspectos. Suman ocho centros en Madrid, cuatro en Castilla-León y seis en Galicia. Unos servicios a los que añaden, en Madrid, un centro especial de empleo (una lavandería) para fomentar la reinserción laboral de los pacientes y un piso de acogida en Vigo para enfermos renales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los pacientes de hemodiálisis ya reciben su tratamiento en Lalín