La Policía incrementa en Lalín los controles en terrazas y locales

Los agentes piden a los que pasaron por el bar de la calle B que soliciten la prueba


Lalín / la voz

La Policía Local de Lalín está llevando a cabo la localización de gente que pasó por el local de hostelería de la calle B donde se detectó el brote de covid-19. Los agentes hacen un llamamiento a los vecinos que fueron por el establecimiento. Piden a los que lo hicieron en los últimos diez días que se pongan en contacto por teléfono con el centro de salud de Lalín y soliciten que les sea realizada la prueba.

Consideran necesario que todos los que tuvieron algún contacto se sometan a la realización de la prueba para saber si son o no positivos y evitar de esta forma, en la medida de lo posible, que se siga propagando el virus y con él, los contagios. Desde la Policía Local se explica que los vecinos deberán comunicar al centro de salud que estuvieron en contacto con un positivo. Una notificación que creen muy conveniente y, sobre todo, dicen, «moi necesaria».

Los agentes están ayudando en la localización de los contactos y se están llevando a cabo estos días nuevas PCR para determinar posibles nuevos casos.

A la vista del incremento de positivos en el municipio, la Policía Local incrementa también la vigilancia en la calle, especialmente en el control de las terrazas y en el cumplimiento de los horarios de cierre de los locales.

De momento, las sanciones fueron escasas por parte de los agentes de la Policía, con una denuncia a un local que se encontraba abierto fuera de hora. Las cafeterías y bares tienen que cerrar a la una de la madrugada y a partir de las doce de la noche ya no pueden admitir a clientes nuevos.

Los agentes explican que en Lalín la mayoría de los vecinos están cumpliendo. En la calle se ve a todo el mundo con mascarilla y en el caso de los locales, apuntan, en general se están cumpliendo los horarios.

Las terrazas continúan viéndose llenas de gente, y en este caso, apuntan, a veces es difícil el control exacto de las distancias y el hecho de que los clientes se quiten y se pongan la mascarilla mientras están tomando algo. Piden responsabilidad a los vecinos como único medio de parar el incremento de positivos que se ha venido dando en las últimas semanas en Lalín y que preocupa cada vez más.

Lalín supera los 40 casos positivos

 Lalín sumaba ayer 41 positivos de coronavirus y Agolada, Dozón y Rodeiro incrementaban la cuenta de la zona sanitaria adscrita al centro de salud lalinense en 9 más. En Agolada se habían detectado en un primer momento tres y uno en Dozón y en estos momentos la cuenta se habría incrementado. En Lalín se siguen haciendo pruebas a vecinos para determinar la posibilidad de nuevos contagios a los contactos de los ya afectados por el virus.

En el resto de la zona las cifras son similares. En Rodeiro, el Concello tiene constancia de dos casos, en una misma familia y que se encuentran aislados desde el primer momento tras un contacto con un positivo.

En Vila de Cruces, ayer se contabilizaban dos casos. En ambos casos son dos personas jóvenes que no tienen que ver una con la otra y que están aisladas en sus domicilios y asintomáticas. La cuenta se queda en dos después de que una persona fuese dada de alta y se sumase un nuevo positivo estos días. En Silleda siguen siendo 15, tras sumarse ayer dos y restarse dos altas.

Por otra parte, en la residencia DomusVi de Lalín la situación continúa siendo estable. Solo un residente se encuentra ingresado en el hospital y los demás positivos se encuentran bien y sin síntomas y permanecen aislados en el centro lalinense. La situación se estabiliza y por el momento, al parecer, desde los servicios sanitarios no ven necesarias la realización de más pruebas de cribado.

La situación preocupa especialmente en Lalín, el municipio que acumula un mayor número de contagios de la zona. Una inquietud a la que se suma también Silleda. El regidor considera que la cifra está siendo muy alta para lo que es el volumen de población. En Lalín ayer las fuerzas de seguridad ya llevaron a cabo controles exhaustivos en la zona especialmente en las terrazas realizando alguna llamada de atención a hosteleros y clientes.

Denuncias por no portar mascarillas en un control de la Guardia Civil en la AP-53 en Silleda

En el Concello de Silleda se registraron ayer más de una veintena de denuncias cursadas por la Guardia Civil por incumplimientos relativos a la normativa de prevención del covid-19. La mayor parte de ellas eran por no llevar mascarilla. Entre ellas, comentaba el regidor, Manuel Cuíña, se encontraban algunas a personas que fueron interceptadas por los agentes en un control llevado a cabo en la autopista AP-53 a su paso por el municipio silledense. Se trataba en algún caso de personas de fuera de Galicia. Las multas eran por no llevar la mascarilla y no poder acreditar que formaban parte de la misma unidad familiar.

A estas se sumaban otras peticiones de sanciones realizadas a vecinos del municipio por infracciones en la calle entre las que se encontraban, por ejemplo, no llevar la mascarilla por estar fumando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Policía incrementa en Lalín los controles en terrazas y locales