Un final feliz para Pipa y Comba, operadas de urgencia en CAAN

Ambos animales fueron encontrados con graves lesiones y hoy se recuperan en el centro de Armenteira


meis / la voz

Pipa y Comba son los nombres con el que los responsables del Centro de Acollida e Protección de Animais (CAAN), dependiente de la Diputación de Pontevedra, decidieron bautizar a dos perras encontradas con graves lesiones en distintos puntos de la provincia. La primera tenía solo tres meses y vagaba por Lalín con graves heridas después de haber sufrido un atropello. La segunda estaba en uno de los arcenes de la autovía do Salnés con diversas heridas de una gravedad considerable. Por fortuna, su historia tuvo un final feliz. En el centro de Armenteira recibieron la atención y los cuidados que precisaban y hoy están listas para encontrar un nuevo dueño. Tras el estado de alarma, las adopciones se han reanudado en este centro con un notable éxito. Quizás, en breve, estos dos animalitos encuentren también un hogar definitivo.

Solo un día antes de que entrara en vigor el estado de alarma, Pipa fue recogida por los operarios del CAAN en Lalín, después de un aviso dado por el personal municipal. El animal presentaba graves lesiones a consecuencia de un atropello. En concreto, una fractura con desplazamiento en el fémur izquierdo y otra sin desplazamiento en el cúbito y el radio del mismo lado. Tuvo que ser operada de la primera de estas lesiones en el centro de Meis por un traumatólogo, mientras que la segunda evolucionó favorablemente sin necesidad de cirugía. Ahora, el animal se encuentra en perfecto estado de salud y listo para encontrar a un nuevo dueño.

Más grave fue el caso de Comba. Tiene ocho años y fue encontrada por el personal de Conservación de Autoestradas en el arcén de la autovía do Salnés en pleno estado de alarma, esto es, el pasado 3 de abril. Su estado era lamentable. Tenía sarna, un tumor ya ulcerado en una de sus patas, en la que también tenía fractura de cúbito y radio, y anemia. En la cirugía que le practicaron fue preciso amputarle la pata en cuestión y se comprobó con radiografías que no tenía metástasis en otros órganos. Por fortuna, con los cuidados que recibió el animal se recuperó por completo tanto de la operación, como de la sarna y la anemia y también está lista para ser dada en adopción.

Adopciones abiertas

El centro de recuperación de animales de Armenteira ha retomado, durante la fase 1 del confinamiento, las visitas a las instalaciones y las adopciones. Los interesados solo tienen que solicitar una cita previa en el teléfono 986 140 360. Una vez en el centro, es preciso esperar turno en el exterior, con el fin de evitar aglomeraciones en el interior de estas instalaciones. También es preciso usar guantes y mascarilla. El sistema está funcionando porque, desde que se puso en marcha, ha tenido una gran acogida. Más de cuarenta perros encontraron un nuevo dueño en la última semana. Quién sabe si Pipa y Comba serán las siguientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un final feliz para Pipa y Comba, operadas de urgencia en CAAN