El gobierno lalinense destacó el éxito de una Feira do Cocido «do pobo»

Los portavoces de los cuatro grupos creen que se consolida un modelo que eliminó «algunhas frivolidades» y lamentaron las ausencias de quienes «debían estar»


Lalín / la Voz

El gobierno municipal hizo balance de la 50 Feira do Cocido calificando la celebración de «un rotundo éxito» cuyo mérito achacaron, en palabras del edil de Turismo, Francisco Vilariño, «a cidadanía» y también, como apuntaba la concejala de Cultura y portavoz de Apac, «á xente que ven». Tanto ambos, como el teniente-alcalde y portavoz socialista, Nicolás González Casares, como el alcalde, Rafael Cuíña, expresaron su felicitación a los vecinos, destacando su implicación en una fiesta que, recordaron, «é de todos».

Consideran que se consolidó el modelo que quisieron implantar desde el primer momento y que pasaba por hacer «un cocido do pobo». Lamentaron que «non sempre todos estiveran á altura das circunstancias» en alusión a «quen tiña que estar presente neste 50 aniversario» y no estuvo.

Después «deste ecuador», indicaron, «toca retocar e para o ano darémoslle unha volta de torca de modernidade». Los responsables municipales subrayaron actividades «añadidas» en esta edición especial como las encuadradas entro del Cocido Miúdo, el libro de recetas, el documental conmemorativo, la exposición, los fuegos o el concierto de Treixadura y el ambiente vivido en la Praza da Igrexa con la actuación, pese al intenso frío.

Destacando éxitos de otras iniciativas como la matanza o la cerrera do Cocido, y recordando que la celebración sigue aún con actividades. El gobierno se mostró muy satisfecho de la asistencia de visitantes y se hicieron eco de la satisfacción mostrada, indicaron, tanto por los hosteleros como por los productores presentes en la carpa Mahou que, apuntaron, tuvieron muy buenas ventas.

En cuanto a la hostelería indicaron que las previsiones de mal tiempo hicieron que hubiera cancelaciones de viajes organizados poniendo como ejemplo la de 50 personas en un mismo restaurante del municipio .

Unas cancelaciones que, dijeron, luego fueron cubiertas con creces por los visitantes que llegaron el propio día de la feria a los establecimientos.

La cita lalinense y la Rapa das Bestas, con protagonismo en Pontevedra

La provincia de Pontevedra está de moda. Si el 2017 se cerró con cifras de récord a nivel turístico, el presente año va camino de romper estos registros. Aunque es pronto para disponer de una visión global de cómo puede evolucionar el 2018, lo cierto es que normalmente se cumple la máxima de que lo que bien empieza, bien acaba.

Y en el caso de la comarca de Pontevedra, esto se ha traducido en un incremento de seis puntos con respecto al mes de enero del 2017, de tal modo que la ocupación hotelera se situó en un 32 %. En el global de las Rías Baixas, la media se situó, precisamente, en este mismo porcentaje. Y eso, teniendo en cuenta que «o 30 % dos hoteis da provincia están pechados» en este período del año, remarcó Carmela Silva.

La presidenta de la Diputación destacó el hecho de que en Deza se alcanzará el 50 % de ocupación, cinco puntos más que en el 2017, un hecho que «ten moito que ver coa desestacionalización. Temos que ser capaces de cubrir todo o territorio con visitantes nos doce meses do año».

En la comarca de Vigo se rondó el 46 %, mientras que en O Salnés fue del 41 % y en Caldas y O Morrazo se situó en el 20 %, ocho puntos más que hace un año en el caso de esta última comarca.

Estos números ponen de manifiesto que Pontevedra ya no solo es un destino de sol y playa -«produto consolidado e moi potente», en palabras de Silva-, sino que, además, empieza a atraer a otro perfil de turista: «A xente móvese buscando cultura, buscando cousas diferentes, buscando sensacións, buscando soños que se poidan cumprir, buscando experiencias diferentes».

Ocho de cada diez visitantes proceden de otros puntos del territorio nacional -Madrid, Barcelona, Granada, Badajoz, Baleares y Ciudad Real-, mientras que, por parte de los extranjeros, mayoritariamente procedían de Portugal, pero también de Argentina, Brasil y Francia. Principalmente, se alojaron en hoteles durante estancias de cuatro a seis días, de tal modo que los principales motivos de su desplazamiento a Pontevedra son la cultura y el ocio.

Y es en este marco donde se enmarca la presentación de las nueve fiestas de interés turístico nacional e internacional que se realizó en el Palacete das Mendoza de Pontevedra. Entre ellas la Feira do Cocido de Lalín y la Rapa das Bestas de Sabucedo. «Queremos un turismo desestacionalizado e estas festas que hoxe promovemos desenvólvense ao longo de todo o ano, converténdose en elementos fundamentais para atraer a visitantes», subrayó Carmela Silva.

Cuíña anunció un cocido con periodistas en Madrid, previsto para el día 20

El regidor anunció la celebración de un cocido con periodistas en Madrid previsto para el próximo día 20. Será en el restaurante Alabaster, indicó, y el plato será elaborado por Diego López, del restaurante La Molinera. Un encuentro en el que, dijo, «cada un pagará o seu». Cuíña defendió el modelo de cocido solidario impuesto estos últimos años en sustitución de la comida oficial señalando que «prefiro o modelo de 200 comensales que 300 a costa de patrocinadores».

Los portavoces subrayaron también un desfile que fue más corto, lo que permitió a los restaurantes dar varios turnos de comidas. El premio Aldea Singular que, dijo el alcalde, «gustoulle moito a Abel Caballero» y el pregón de Víctor Fernández Freixanes «o nível dun presidente da Real Academia Galega» anunciando que el 2019 tendrá pregonera señalando que «xa temos en mente varios nomes».

Calificaron de «excepcional» el ambiente vivido en las calles durante el fin de semana destacando las casi 4.000 personas que acudieron a ver a Os Tonechos al Lalín Arena, de «un arrase» el éxito de los Cantos de Taberna en los bares, que dijeron, «gustou moitísimo» y la fortaleza del sector primario de calidad. Agradecieron a los patrocinadores, por un lado las firmas que, señalaron, ratificaron que seguirían apoyando la feria como la de los establecimientos de Lalín que también apoyaron y que figuraban en el folleto anunciador.

Señalaron que «a feira está por riba de disputas políticas e todos debemos sumar».

Críticas a Meteogalicia y el impacto de las alertas de nieve

Para el gobierno local uno de los enemigos de esta edición de la Feira do Cocido fue la climatología. El edil de Turismo, FRancisco Vilariño, criticó las previsiones de Meteogalicia que daban nieve cuando «en Lalín non caeu nin unha gota». Se quejó de que era difícil luchar contra eso y destacó el hecho de que «pese o tempo que estaban dando» las calles de la villa estuviesen llenas de gente.

Los ediles destacaron el hecho de que hubiese, por ejemplo, algún autobús de visitantes del Bierzo, una situación que achacan «a estratexia que se fixo». Subrayaron que «a saúde da feira ten unha liña ascendente» y agradecieron especialmente el trabajo realizado por los funcionarios municipales, su implicación y las muchas horas de esfuerzo dedicadas a esta edición con labores y gestiones que empezaron hace meses.

En cuanto a las predicciones metereológicas Vilariño considera que en un día en el que se celebraba una edición tan especial de una fiesta con tanto nombre como era la Feira do Cocido «Lalín requeriría unha especial atención e coidado» criticado que se dijese que estaba nevando en Lalín cuando, señaló, «non era así».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El gobierno lalinense destacó el éxito de una Feira do Cocido «do pobo»