Instalan en Sabucedo collares con GPS a doce caballos en la última rapa

La iniciativa busca valorizar el papel de las manadas en la lucha contra incendios


a estrada / la voz

Último curro, calor desquiciante y solidaridad entremezclada con sudor. La tercera rapa se aprovechaba ayer en Sabucedo para colocar a doce yeguas o caballos, repartidos entre siete de las manadas del Santo, collares dotados con un GPS. Un sistema de geolocalización que forma parte de un proyecto innovador puesto en marcha por la Asociación Rapa das Bestas junto a la Universidade da Coruña, el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo y la firma 3 EDATA. Con dos años de vigencia, la iniciativa persigue mejorar la gestión de los équidos que viven en libertad en el monte. Además se emplearán drones en su seguimiento.

Este proyecto busca por un lado minimizar el posible impacto social causado por las manadas, que ante la escasez de alimento cada vez amplían su radio de acción y pueden entrar en terrenos donde causen problemas a propietarios, pero sobre todo disminuir el riesgo de incendios empleando a los caballos para la reducción de biomasa, apostando por la conservación también de su hábitat. Quedaron tres GPS si colocar ya que hubo manadas que no lograron bajarse este año a la rapa. Serán integrantes de la asociación quienes más adelante acudan a los montes a localizarlas e implantarles este sistema de seguimiento.

Fueron 1.700 euros los donados ayer por la Asociación Rapa das Bestas al Banco Provincial de Alimentos. El dinero se entregó a su delegado en Pontevedra, José Luis Doval. Suponía el 25 % de lo recaudado en la última rapa solidaria, con entrada a 5 euros y la voluntad. El resto será destinado a la adecuación el monte y el cuidado de las yeguadas. De nuevo se colgó prácticamente el cartel de completo, con más de 1.500 personas dispuestas a entablar lucha desigual con las altas temperaturas. No faltó el mareo de una señora, poco reseñable dadas las circunstancias. Entre los asistentes, el regidor de A Estrada, José López, que ejerció de anfitrión para los de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y Forcarei, Belén Cachafeiro, acudiendo además de la directora de la Agencia de Turismo de Galicia, Nava Castro.

Los aloitadores apenas sufrieron contratiempos, salvó alguna muñeca vendada por las patadas recibidas y varios coscorrones, incluso contra el muro. Pero en Sabucedo están hechos de otra pasta. Saltos imposibles, cruzadas más o menos complicadas ante la resistencia de las bestas y aplausos en esa labor ancestral revivida año tras años en Sabucedo. El público de nuevo entregado, entre olas y aplausos. Además fue la más concurrida en cuanto a ejemplares dentro del curro.

Tocaba bajar el telón a la edición 2018 pero ya se piensa en la siguiente, sobre todo en la necesidad de acondicionar los montes para evitar la progresiva reducción de las manadas. A ese fin dedicarán sus esfuerzos desde la asociación, como destacaba su presidente, Henrique Bazal, al hacer balance de estos días de frenética actividad en la parroquia. «Foi unha rapa moi positivo en todolos sentidos, con moi bo tempo, os animais estaban briosos e fortes; os curros saíron genial, sen golpes relevantes», apuntó. La única nota discordante, incidió Bazal, fue la bajada del pasado de los équidos del viernes. «Foi a constatación de que o monte necesita ser limpado e o viñamos avisando, pero o outro día costounos moito porque está realmente mal e vai ser onde centremos o esforzo no que queda do 2018 e o 2019, ter un monte máis xestionable para poder acoller máis cabalos», explicó el presidente de Rapa das Bestas.

Entre las preocupaciones del colectivo precisamente figura la reducción de la cabaña, «con menos cabalos e é preocupante porque temos poucos poldros, hai bastante lobo e teñen pouco futuro e temos que traballar para ter un monte máis limpo e que non sexa para eles comer os poucos que quedan e reintroducir máis cabalos». Destacó que el proyecto que incluye drones y GPS les permitirá saber las costumbres de los caballos en las distintas estaciones, saber dónde pastan, las hectáreas que necesita cada manada,... «Vamos a obter bastantes datos interesantes que permitan xestionar a cabana e incluso exportar a outras rapas en temas de manexo por exemplo», significó un cansado pero satisfecho Henrique Bazal. Como todo Sabucedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Instalan en Sabucedo collares con GPS a doce caballos en la última rapa