Los dos dones de Cristina Cimadevila

La cantante estradense lanza su primer disco y triunfa con su artesanía


A ESTRADA / LA VOZ

La voz no es el único don que tiene Cristina Cimadevila. Aunque sea el que más se le conoce de momento. La estradense, que saltó a la fama a través del concurso de canto del programa televisivo Luar, también tiene unas manos con mucho arte y una firma llamada Mis Creaciones a través de la que comercializa todo tipo de artículos decorativos. La música y la artesanía son dos de sus grandes pasiones. Ninguna le da de momento para ganarse la vida, pero las dos le proporcionan grandes alegrías y unos modestos ingresos que le vienen muy bien a esta joven estudiante de Educación Infantil con toda la vida por delante.

Como cantante, Cristina Cimadevila acaba de ver cumplido uno de sus sueños: la grabación de un disco en solitario. Cristina no recuerda su vida sin canciones. Desde niña cantó a su manera y, estando en Bachillerato, perfeccionó su técnica en la Escuela de Música Allegro de Os Tilos, con el profesor Mario Cabuche. «Estaba sempre desexando que fora luns porque era ese o día que tiña as clases», explica. Tras dos años de lecciones, Cristina se metió de lleno en el mundo del espectáculo como integrante del Trío Amanecer, que tocaba en todo tipo de eventos. El año pasado, junto a Luis Montoto, formó el Dúo Diseño y en la actualidad es integrante del Dúo Galin, con Javier Sánchez Mouriño.

Su participación en el Dúo Diseño fue la que le abrió las puertas a la grabación de un disco. Cristina Cimadevila llevaba tiempo queriendo dar forma a un disco propio. Su compañero de dúo la puso en contacto con Paco Montoto y Lolo Arincón, de la productora Xonix Recordsde Abades (Silleda). Ellos se encargaron de la música y Cristina puso las letras -con el apoyo también de Montoto y Arincón-. Así vio la luz el disco Un sueño cumplido, que salió a la calle en agosto y que puede adquirirse en un centenar de plataformas de Internet. En formato cedé se lanzaron doscientos ejemplares que venden la propia artista y los salones estradenses de estilismo Lucía Bonet y Rocío Rey.

«É un disco de baladas no que falo da miña vida. Os temas Gracias e Perdona van dedicados á miña parella, A la madre é para a miña nai e a miña avoa e A tu partida para o meu pai e o meu avó. O tema máis movido, máis tipo pop, é Gafas de colores. Escribino no confinamento e fala deses días grises e dos tempos mellores que están por vir», explica Cristina Cimadevila.

Como artesana, la estradense también es autodidacta. Empezó en el 2014 decorando tejas asesorada por una prima y luego se metió de lleno en la decoración de macetas animadas, atrapasueños personalizados y Fofuchas, sus aplaudidas muñecas de goma eva y porexpán. Sus artículos se pueden ver en las redes sociales: en Mis Creaciones (Facebook) o Mis-creaciones-cris (Instagram). La galería da fe de que Cristina es una artista también con las manos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los dos dones de Cristina Cimadevila