Las parcelas de la cuarta fase se ajustarán a la demanda empresarial

Crespo constata interés de 4 firmas en la ampliación de Lalín 2000, para la que se adjudica en 15 días modificación del plan de sectorización y proyecto de urbanización


lalín / la voz

El alcalde de Lalín, José Crespo, y el asesor urbanístico, Javier Bugallo, comparecieron ayer para dar cuenta de los acuerdos de la reunión mantenida con el titular del IGVS, Heriberto García Porto, sobre la cuarta fase del polígono Lalín 2000. El proyecto de expropiación de los terrenos está ya adjudicado ?el presupuesto de la Xunta había destinado una partida para su compra en el actual ejercicio?, y en el plazo de 15 días se prevé la adjudicación del contrato para la modificación del plan de sectorización y también para el proyecto de urbanización. De esta forma, al fin se completarían los trabajos técnicos previos a las obras de la cuarta fase.

Crespo explicó que una vez redactada tanto la modificación del plan de sectorización como el proyecto de urbanización, el IGVS los remitirá a Medio Ambiente, que dispondrá de tres meses para informarlos. El alcalde espera que se agilicen los plazos, ya que el plan de sectorización que ahora se cambia había sido ya informado hace diez años. Superado ese trámite, se remitirá al Concello para aprobación inicial, y tras el período de alegaciones, la definitiva.

Crespo y Bugallo reiteraron la intención de que el equipo redactor adjudicatario de estas cuestiones se reúna con el Concello para unificar criterios, e ir de la mano desde el inicio de forma que la licencia municipal sea un mero trámite, sin exigir cambios que supongan un retraso aún mayor en el inicio de las obras físicas, para las que el Concello prefiere evitar poner fecha.

Una novedad que explicó el alcalde de Lalín fue la presencia del empresariado en esos contactos con el equipo redactor. Bugallo apuntó que de esa forma, en lugar de diseñar una parcelación tipo, los proyectos podrían tener en cuenta la demanda real en cuanto al tamaño de las parcelas e incluir espacios ajustados a esas características. Crespo habló de interés de cuatro empresarios por terrenos en esta ampliación de Lalín 2000, que manifestaron interés en reunirse con Xestur para definir esas necesidades. Aunque el regidor recordó que las parcelas salen a concurso, y podría darse la circunstancia de que al final las lleve otro ofertante, pero no es probable.

Nuevas viviendas en el bloque Loriga si hay subvención de Xunta y acceden los dueños

Otra cuestión que se abordó fue la posibilidad de construir de nuevo el bloque de viviendas Joaquín Loriga, en la calle Castelao, con la implicación de la Xunta. Crespo planteó al director xeral del IGVS que estudie si es posible subvencionar esa actuación de calado, que supondrían dejar atrás las 16 viviendas de 52 metros cuadrados divididas en dos bloques para construir en un único edificio en torno a 20 o 22 viviendas de 75 metros cuadrados.

El asesor urbanístico explicó que se duplicarán los 832 metros cuadrados construidos en la actualidad hasta los 1.680. ¿Cómo se haría? Aprovechando la capacidad que el Plan Xeral otorga a la zona, edificada en el bloque de viviendas Joaquín Loriga con planta baja y primero, y pasando a construir bajo y dos plantas, incluso con posibilidad de bajo cubierta.

Solo si hay ayuda externa

Crespo dijo que esta idea solo podrá tomar visos de hacerse real si la Xunta concede ayudas por vivienda para el nuevo bloque. Y admite que esas subvenciones están llegando a las ciudades, donde existe una presión urbanística que Lalín ?con numerosos pisos vacíos? no tiene. En caso de llegar esa financiación, el Concello convocaría a los propietarios para conocer si están dispuestos a acometer la construcción del nuevo edificio, porque ellos asumirían parte del coste, con otra aportación por parte del Concello para una financiación a tres bandas. Y recuerda que el proyecto se planteó hace años, y se frustró por el desinterés de los titulares de viviendas de construirlas nuevas. Crespo apuntó las ventajas que tendrían, de mejoras de accesibilidad y habitabilidad «porque nas que hai non se pode facer máis». El módulo sería de 700 euros por metro cuadrado, con construcción de calidad, indicó.

Actuación en cerca de dos hectáreas en el Barrio de Abaixo

Relacionado con la puesta en valor del bloque Joaquín Loriga está la propuesta de actuación en 18.000 metros cuadrados del Barrio de Abaixo, uno de los núcleos primigenios de la capital dezana junto con Lalín de Arriba y Donramiro. En esa AR-37, el Plan Xeral incluía un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) que no llegó a desarrollarse.

En este caso el Concello citará a los propietarios de la zona para estudiar con ellos si ven factible acometer obras de mejora en los inmuebles de una zona que mira al paseo del Pontiñas, en torno al que se podría abrir algún vial peatonal. Varias de esas viviendas están prácticamente abandonadas, y se trataría de mantener el área al estilo de casco tradicional pero actualizado, en un urbanismo que más que nuevos desarrollos busca la regeneración de tejido urbano que presenta su estado más adecuado, dijo Bugallo. El Concello podría destinar fondos propios y pedir colaboración al IGVS.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las parcelas de la cuarta fase se ajustarán a la demanda empresarial