El sueño británico de Evelyn Hastings

La estradense se fue a Londres a estudiar danzas urbanas, baila en un grupo profesional y actuó en Trafalgar Square


a estrada / la voz

Hay personas que llevan el ritmo en la sangre. Como la estradense Evelyn. Su nombre artístico es Evelyn Hastings. Así es como la llaman en Londres y así es como prefiere darse a conocer públicamente.

Evelyn fue de pequeña al colegio Pérez Viondi y continuó estudios en el IES Manuel García Barros. Desde siempre tuvo clara su vocación de bailarina. Pero a la estradense no le interesaban ni el ballet ni el vals. Lo suyo eran el hip-hop y las danzas urbanas. Se apuntó en la academia compostelana IB Dance Studio y llegó a formar parte de un grupo de competición.

A la hora de orientar su futuro profesional, muchos le dijeron que de la danza no iba a vivir. Le aseguraron que no existía ninguna carrera universitaria en la que conseguir un título que avalase sus sueños. Pero no era cierto. «Yo ya me había planteado ser médico forense. Me gustaba mucho bailar, pero casi me habían convencido de que el baile no era algo que se estudiase en la Universidad ni tuviese una salida profesional. Sin embargo, empecé a indagar por mi cuenta y vi que había opciones. No era fácil, pero no me importó ir a contracorriente», explica. Fue así como Evelyn solicitó plaza en la Universidad del Este de Londres (University of East London), donde se imparte una carrera específica de danzas urbanas. «Normalmente los estudios que se ofrecen son de ballet o danza contemporánea. Aquí lo que estudiamos es todo tipo de danzas urbanas: de África, de India, de Estados Unidos... teoría, producción, industria de la danza...», explica Evelyn satisfecha con la decisión tomada.

Consiguió plaza en la Universidad y, con 18 años y la maleta cargada de ilusión, se fue a perseguir su sueño. Ese sueño se está convirtiendo en realidad gracias al empeño, la determinación y el trabajo de la joven estradense. En el segundo año de carrera fue una de las cuatro alumnas seleccionadas para una estancia de aprendizaje de seis meses en la Universidad de Chicago. La experiencia no pudo ser mejor.

Este verano Evelyn se gradúa, pero ya está trabajando en una compañía profesional de bollywood -una danza espectáculo de la India- con la que el mes pasado cerró el festival anual de la cultura india celebrado en Londres, en Trafalgar Square y ante el alcalde de la ciudad. El coreógrafo del espectáculo la seleccionó junto a otra compañera para coreografiar parte del evento.

Evelyn también ha trabajado filmando el tráiler para un festival de música con uno de los coreógrafos más sonados de Londres y, en general, se apunta a todo lo que suene a baile. «Me apunto a lo que sea. También actúo en bodas o eventos privados y al mismo tiempo trabajo en un hotel para ayudar a costearme los estudios», cuenta.

Estas Navidades Evelyn las ha pasado con su familia en A Estrada y ha recordado viejos tiempos con la asociación juvenil La Estación. Ella, que fue una de las fundadoras del voluntariado Big Bang, volvió a la base del colectivo para ofrecer una charla y demostrar con su ejemplo que vale la pena perseguir sueños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El sueño británico de Evelyn Hastings