El Estradense quiere disputarle el balón al Choco para sumar su tercera victoria

Manuti se une a la lista de bajas, con la incógnita de Brais Vidal hasta última hora


Al Estradense le tocará hoy (18.00 horas, campo de Santa Mariña, Redondela) visitar al líder. El Choco brilla por méritos propios en los últimos, con un modelo deportivo que ha logrado asentar, donde los jóvenes copan el protagonismo y la posesión del balón se emplea como arma futbolística. Su feudo lo convierten en un bastión difícil de conquistar, pero los rojillos intentarán explotar al máximo sus recursos para sumar su tercera victoria en liga.

La nómina de bajas creció para este quinto partido en Tercera División, ya que Manuti sufría el pasado lunes un esguince de tobillo que le tendrá apartado de los terrenos de juego entre dos y tres semanas. Se une así a los nombres de los lesionados de larga duración, Jorge y Porrúa, además del retirado Mateo y el brasileño Rodrigo, pendiente aún de poder viajar desde su país. También será duda hasta el último momento Brais Vidal, con una distensión en un isquiotibial. Quien regresa a la convocatoria es Brais Calvo, ya recuperado de un golpe en las costillas.

Alberto Mariano ensalzaba ayer el juego del Choco. Para el técnico rojillo, despliega sobre el césped un fútbol «de los más bonitos e interesantes junto a la SD Compostela». Además, recordó que pese a contar con un presupuesto alto siempre pelea en la parte alta de la clasificación, encajando la pasada temporada una única derrota en su campo, frente al Racing de Ferrol. Conforman plantillas con jugadores jóvenes pero de gran proyección, procedentes de División de Honor Juvenil en muchas ocasiones, de clubes como Alondras, Val Miñor o Areosa.

«A ellos les gusta tener en todo el momento el balón y vamos a intentar disputárselo, a ver si podemos contrarrestar su juego», argumentaba Mariano. El técnico rojillo tiene preparados más de un sistema, como ya aplicó contra el Arousa a domicilio, que aplicará en función del desarrollo del partido. La opción de un mayor repliegue y un fútbol más directo no sería descartable si las circunstancias obligan.

El Estradense esgrime unos números con una cara, el rigor defensivo, tan solo un gol encajado en cuatro jornadas, mientras la cruz está en el ataque. Solo suma tres goles a favor, eso sí, rentabilizados con siete puntos de doce posibles, que les sitúan en la sexta posición de la tabla. Mientras, el Choco lidera con diez y está invicto, tras sumar tres triunfos y un único empate, con cinco dianas a favor -tampoco está siendo excesivamente efectivo ante la portería rival- y dos goles encajados. «Nos está pasando como en el arranque del año pasado, que encajábamos poco pero nos costó ajustar arriba, pero estamos consiguiendo ser un bloque difícil de superar y espera que pronto se engrane todo para mejorar en anotación», apuntaba ayer el técnico, lastrado en la delantera por las lesiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Estradense quiere disputarle el balón al Choco para sumar su tercera victoria