El granizo provocó graves daños en coches y edificios en Lalín

Dejó roturas e inundaciones en instalaciones municipales


Lalín / la Voz

Una fuerte granizada caída en la tarde de ayer provocó graves daños en Lalín. En la calle varios coches quedaron muy tocados, alguno con las lunes rotas a consecuencia de unas piedras de granizo del tamaño de pelotas de golf que impactaron con fuerza. El granizo dejó como un colador el lucernario del Museo y el de la Praza de Abastos que separa el mercado y la zona del supermercado, según comprobaron los responsables municipales. También agujereadas quedaron las uralitas de la galería Colón. Al granizo le siguió, dentro de esta fuerte tormenta, un fuerte chaparrón. La gran cantidad de agua caída provocó una inundación en las dos pistas y en el gimnasio del pabellón municipal. En el Auditorio entró gran cantidad de agua en dos almacenes y se produjeron daños en una aula que fue reparada hace poco por el gobierno anterior. En el edificio de la UNED se produjeron desprendimientos en el falso techo de la zona de la escalera y quedó muy tocado el techo de una de las aulas por la entrada de agua. Los responsables municipales se reunían ayer para coordinar las actuaciones de urgencia y de limpieza para esta mañana revisar otros edificios públicos como son los colegios. La tormenta barrió Deza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El granizo provocó graves daños en coches y edificios en Lalín