Una gala de pasiones en Lalín

Bustamente agradeció a los vecinos que pensaran en él como pregonero


lalín / La Voz

Fuera del escenario de la Gala do Cocido y al enterarse de que en las redes sociales en una encuesta realizada por el Concello de Lalín su nombre fue el que más sonó como posible pregonero de la Feira, David Bustamante se mostró ayer «muy agradecido» por esta nueva muestra de cariño y dijo que «en Lalín me siento siempre como en casa, me encanta venir aquí y me siento muy honrado de que hayan pensado en mí»

La gala reunió ayer de nuevo en Lalín a David Bustamante y a David Bisbal que aprovecharon, como señaló este último «para ponernos al día». De hecho ambos aprovecharon en el camerino para intercambiarse y enseñarse fotos de sus hijos.

Bisbal se declaró muy amante del cocido «aunque sobre todo del andaluz, pero aunque es distinto, no debe haber muchas diferencias» y se mostró muy contento «de estar de nuevo en Lalín donde me tratan siempre muy bien y el público es muy participativo con compañeros como Bustamante, David Civera que también estuvo mucho con nosotros con Amaia y Amparo Soler».

La gala se inició con un foco menos, el que caía del techo del Lalín Arena, pocos minutos antes de iniciar el programa y que no fue más que una anécdota sin consecuencias. Gayoso y Maret abrieron el programa en un Lalín Arena en el que no cabía un alfiler, de hecho parte de los asientos destinados a los medios y que suelen estar libres fueron ocupados por el público que vibró al son de los artistas invitados dedicando piropos a más de uno. Gayoso, que antes de iniciar el programa quiso agradecer al pueblo del Lalín un año más su acogida, fue investido comendador en el año en el que se cumple la mayoría de edad, los dieciocho años del «hermanamiento» entre la Televisión de Galicia y el Concello de Lalín a través de estas galas.

El diseñador lalinense, Florentino Cacheda, fue el encargado de colocarle la capa y el alcalde, José Crespo, quien como le corresponde como Gran comendador, darle con el cucharón. Este capítulo extraordinario de la Encomenda fue realizado en presencia de los comendadores: Antón Lamazares, que ejerció de escribano; Ángeles Guerra, Agustín López, Ramón Cuíña, Manuel Senande y Anxo Quintanilla.

La gala contó con la asistencia del conselleiro de Educación y Cultura, Xesús Vázquez, que incluso se brindó a hacer de fotógrafo a petición de dos chicas que le dieron su cámara para que les hiciese una foto. A última hora estaba previsto que llegase el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo para entregar un premio. A estos se añadieron alcaldes de la zona, ya asiduos de la gala y otros como el de A Rúa que acompañó a la propietaria del bar Taxi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

Una gala de pasiones en Lalín