El Mupega se acerca a la comarca

Una reproducción de una antigua escuela descubrió a visitantes de la última edición de la Semana Verde el Museo Pedagóxico de Galicia, con sede en Santiago


La Semana Verde es siempre un lugar con espacio para la sorpresa. En la edición celebrada la pasada semana, el más especializado pabellón 1 dejaba paso a un pabellón 2 mucho más heterogéneo: entre sus atractivos figuraba el espacio itinerante del Mupega -Museo Pedagóxico de Galicia-. Se trataba de una lograda reproducción de una antigua escuela, que captó la atención de muchos visitantes: los más entrados en edad recordaban sus años de estudiantes, viendo aquellos viejos pupitres con tintero, las pizarras o las enciclopedias Álvarez y Faro.

La reproducción de la escuela cuidaba todos los detalles, desde la simulada piedra de las paredes a la instalación eléctrica a la vista en el techo de madera. Tampoco faltaban los viejos mapas de España, que distinguían a Castilla la Nueva y Castilla la Vieja, que hoy conforman varias comunidades autónomas. La instalación representaba cómo eran las escuelas, desde finales del siglo XIX hasta el franquismo.

La presencia de esta escuela acercó al Museo Pedagóxico de Galicia a la comarca. Con sede en el barrio compostelano de San Lázaro, el museo puede resultar un descubrimiento para los interesados en la educación, y también para quienes pretendan conocer -los más jóvenes- o recordar -los mayores- cómo fue cambiando la adquisición de saberes en Galicia. Y es que el aula presente en la Semana Verde es apenas una mínima parte de lo que alberga el Mupega en Santiago: cuenta con una reproducción de las llamadas escolas de ferrado, así como representaciones de tres aulas tipo de distintos períodos históricos: de la Restauración, de la Segunda República y del franquismo.

Tampoco olvida el museo las aportaciones llegadas de alén mar, con recreación de la sala de juntas de una sociedad de instrucción de América, y la recreación de un aula de una escuela de americanos, de las que tantos ejemplos existen en Deza y Tabeirós. El Mupega también propone una introducción a la educación de sordomudos e invidentes, así como a la enseñanza secundaria y profesional, recreando un laboratorio de ciencias y explicando la génesis de la FP. El mundo infantil está presente con una sala circular que expone juegos y juguetes, y el museo se completa con amplia documentación y piezas llegadas de las cuatro provincias.

El aula mostrada en Silleda puede resultar la puerta de entrada a vecinos de la zona al Mupega, un museo que nos hace viva nuestra memoria escolar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Mupega se acerca a la comarca