La paciencia del Osasuna se le atraganta al Athletic

Los rojillos supieron jugar con diez y salir a la contra


pamplona

Osasuna salvó el empate ante el Athletic en la jornada inaugural pese a jugar toda la segunda parte con un jugador menos por expulsión de Josetxo, en un encuentro que tuvo sus goles en el primer periodo por mediación de Etxeberria y Milosevic, que se estrenó como goleador rojillo (1-1).El conjunto bilbaíno fue muy superior en la primera media hora de juego, pero sólo consiguió una renta de un gol que después perdió ante un Osasuna enrabietado que consiguió equilibrar el encuentro, y hasta liderarlo en el tramo final, dirigido desde el banquillo por el mexicano Nacho Ambriz ante la sanción del primer técnico, su compatriota Javier Aguirre. El conjunto vizcaíno careció de ambición en la segunda mitad para irse a por el partido ante un Osasuna que apeló a la épica, aunque finalmente arrancó un punto y mantuvo su estadística de invicto en el estadio de El Sadar en sus últimas ocho visitas. Entre las notas a destacar en este primer partido de Liga en campo pamplonica, habría que mencionar a Milosevic. El delantero serbio, fichaje estrella de Osasuna este verano, aunque no se había estrenado en toda la pretemporada, consiguió marcar su primer gol con la camiseta rojilla y establecer la igualada a uno con un cabezazo a centro de Corrales desde la banda izquierda.Aguirre, en la gradaOtro dato para la historia es que el técnico local, Javier Aguirre, tuvo que vivir el debut de su equipo en esta nueva temporada desde la grada, toda vez que estaba sancionado desde la campaña anterior.El Osasuna fue de menos a más, mientras que los de Valverde fueron perdiendo gas a medida que pasaron los minutos y casi que terminaron pidiendo la hora. Las tablas finales no gustaron, en definitiva, a los aficionados locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La paciencia del Osasuna se le atraganta al Athletic