Adrián Ben, un genio a las puertas del podio

Xosé Ramón Castro
x. r. castro REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

NIC BOTHMA

Adrián Ben se regala un fantástico quinto puesto en la primera final olímpica de 800 con un español pero su ambición sin límites lo deja con ganas de más

05 ago 2021 . Actualizado a las 09:09 h.

Adrián Ben paseó su ambición sin límites. También en la final de los 800 metros. No le bastó con ser el primer español en pisar la última instancia de una de las pruebas con más pedigrí del programa olímpico atlético, sino que, como se esperaba, presentó batalla variando un poco su táctica habitual y acabó entrando en quinto lugar, a nada del podio, pero mejorando su sexto puesto del Mundial de Doha. Un autoregalazo por su 23 cumpleaños.

«Estoy muy contento, quinta posición, venimos de mejorar el puesto en el Mundial de Doha. Me he visto muy cerquita de las medallas y me voy con un poquito de disconformidad que creo que va a venir muy bien de cara a los próximos campeonatos», analizó después de finalizar la carrera en 1:45.96.

El de Viveiro volvió a demostrar que es un genio en la pista y seguramente el atleta más valiente que ha pisado el tartán de Tokio. En una final con ocho pura sangres al lado, salió a partirse el pecho. Los keinatas marcaron un ritmo de carrera táctica, propio de final, y un punto más lento que las dos carreras anteriores. La apuesta le permitió a Adrián no desconectar en ningún momento, aunque manteniéndose siempre en la cola del pelotón en la primera vuelta, como le gusta. «Me esperaba una carrera más rápida por parte de los keniatas», admitió después.