Piqué mete al Barça en la final de Copa del Rey

Un gol de central en la prolongación permitió al equipo de Koeman llegar a la prórroga, donde Braithwaite fulminó al Sevilla


El Barcelona ha jugado cada eliminatoria de esta Copa del Rey como si le fuera la vida en ello, y en parte es verdad. Con la Liga muy difícil y la Champions casi imposible, la Copa ofrecía al equipo azulgrana una oportunidad perfecta para reivindicarse tras la debacle de Lisboa en 2020, y a ese clavo ardiendo se han agarrado durante cuatro rondas. Tres de ellas remontando. Tres en la prórroga. Dos incluso forzando el tiempo extra en el último minuto, como en la vuelta de semifinales.

Koeman le ha tomado la medida al Sevilla con su nuevo 3-5-2 y Lopetegui todavía no ha encontrado el antídoto para el sistema azulgrana. Ya en Liga, el pasado fin de semana, el Barcelona asaltó el Sánchez Pizjuán en uno de sus mejores partidos de la temporada, y la vuelta de las semifinales de Copa empezó con la misma tónica.

A falta de 'nueve', Koeman se ha encontrado la mejor versión de Dembélé desde que aterrizase en el Camp Nou hace tres años y medio. Al contragolpe o en espacios reducidos, el francés se ha convertido en un peligro alternativo a Messi. El Sevilla viene dando cuenta de ello, aunque tampoco ha sabido cómo ponerle remedio.

Dembélé puso la primera piedra de la remontada copera en el Camp Nou. En diez minutos ya lo había intentado dos veces, afinando puntería, midiendo la portería de Vaclik ante la pasividad de la defensa visitante. Y en la tercera ocasión que le dejaron armar la pierna en la frontal, Koundé, Diego Carlos, Aleix Vidal y Fernando mirando, Dembélé encontró las coordenadas de la escuadra.

El 1-0 no espabiló al Sevilla, que se tambaleaba contra las cuerdas debido al empuje del Barcelona, un púgil ágil en la presión y los golpeos. Más de un crochet rozó la mandíbula hispalense: un pase atrás de Jordi Alba que no llegó a empujar De Jong, un disparo de Pedri desde el borde del área que salió por poco, un sutil punterazo de Messi salvó Acuña sobre la línea.

Ter Stegen, salvador Cumplida la hora de juego y con necesidad de marcar al menos otro gol, Koeman rehízo su equipo. Fuera Dest, dentro Griezmann. Adiós al 3-5-2, hola al 4-3-3. El caso es que el cambio surtió efecto porque el Barça había perdido dominio tras el descanso y lo recuperó con creces y una ocasión inmejorable: una tijereta espectacular de Jordi Alba en el segundo palo que se estrelló violentamente en el larguero.

La eliminatoria pudo acabarse en el minuto 73, cuando en un contragolpe Ocampos le sacó con su recorte el penalti a Mingueza. El propio extremo argentino se encargó del lanzamiento, pero Ter Stegen adivinó sus intenciones y atajó el disparo sin ni siquiera dejar rechace.

El tramo final se convirtió en un acoso y derribo del Barcelona, que llegó a juntar a Messi, Braithwaite, Griezmann y Trincao, más Piqué haciendo la de Alexanco. El Sevilla se defendía por lo civil y por lo criminal -Fernando vio la roja- hasta que en el último minuto recibió su propia medicina. El gol in extremis que tantas veces han celebrado en Nervión. Griezmann recortó en la banda izquierda, sacó el centro y Piqué cabeceó para mandar la semifinal a la prórroga.

Con un jugador más y la inercia del partido a favor, el Barça completó la remontada nada más comenzar la media hora extra. Una posesión larga acabó en los pies de Jordi Alba, acomodado en la esquina del área sin rivales que le encimasen. Con tiempo y espacio para centrar, puso el balón donde más sufren los defensas y Braithwaite cabeceó en plancha, con tanta fortuna que marcó entre las piernas de Vaclik.

El Sevilla ya no pudo reponerse y aunque lo intentó no llegó ni a poner en aprietos a Ter Stegen. Solo una mano de Lenglet -después de golpearle en el pecho- que el árbitro decidió no pitar como penalti amenazó la fiesta azulgrana. Con el billete a La Cartuja sufrido y bien sufrido, el Barça espera a Levante o Athletic en la final.

Ficha técnica

Barcelona-Sevilla: 3-0

Barcelona: Ter Stegen, Mingueza (Junior, min. 78), Piqué, Lenglet, Dest (Griezmann, min. 63), Busquets (Ilaix Moriba, min. 78), F. De Jong, Pedri (Braithwaite, min. 89), Alba, Messi y Dembélé (Trincao, min. 89).

Sevilla: Vaclik, Aleix Vidal (Navas, min. 54), Koundé, Diego Carlos, Acuña (Rekik, min. 54), Jordán (Munir, min. 106), Fernando, Oliver Torres (Ocampos, min. 62), Suso (Papu Gómez, min. 79), L. De Jong (Rakitic, min. 54) y En-Nesyri.

Goles: 1-0: min. 12, Dembélé. 2-0: min. 94, Piqué. 3-0: min. 95, Braithwaite.

Arbitro: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a Mingueza, Messi y Trincao, del Barcelona; y a Fernando, Jordán, Koundé y En-Nesyri, del Sevilla. Expulsó a Fernando por doble amonestación (min. 92) y a De Jong por roja directa (min. 103), ambos del Sevilla.

Incidencias: Partido de vuelta de semifinal de Copa del Rey disputado en el Camp Nou a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Piqué mete al Barça en la final de Copa del Rey