España apabulla a Alemania

Morata, Rodri, Oyarzábal y Ferrán Torres por partida triple coronaron con sus goles un partido redondo de la selección, que se clasifica para la fase final de la Liga Naciones


A España solo le valía la victoria para acceder a la fase final de la Liga de Naciones. Y ganó a Alemania. No solo eso, la apabulló con un monólogo y seis goles que pudieron ser unos cuantos más. La selección roja disfrutó de una primera mitad muy plácida. Todo le salió a pedir de boca. Tuvo el balón, lo movió con criterio, se acercó con peligro y no concedió ocasiones.

Alemania no apretó con tanta determinación como lo hizo Suiza el sábado. Dejó más margen para maniobrar y el colectivo de Luis Enrique, al que encajó bien los cambios en el once inicial, se manejó con las ideas claras, haciendo circular el balón con velocidad, precisión y, cada vez que pudo, con verticalidad. Morata le sienta bien a este plantel. Combina movilidad y presencia en el área. Lo mismo baja a recibir hasta el centro del campo, se apoya en algún compañero y corre hacia delante que se ofrece en el área cuando las posesiones se alargan.

En el centro del campo, Rodri, Koke y Fabián (a Canales no le dio tiempo a entrar en juego, por su lesión antes de llegar al minuto diez) inyectaron vigor. Alemania optó por esperar con las líneas juntas y muchos futbolistas por detrás de la línea del balón, pero sin morder. Y se fue al descanso con tres goles en contra.

Balón parado

Abrió el marcador Morata con un extraordinario cabezazo en el segundo palo a la salida de un córner. Ferrán Torres cazó un rechace para fusilar el segundo, después de que Dani Olmo enviase un testarazo al travesaño, en una acción muy bien elaborada. Y Rodri anotó el tercero en otro córner, con un cabezazo que dejó clavado a Neuer.

España acreditó pegada, pero pudo hacer más. Sobre todo a través de Ferrán Torres, que fue un cuchillo por la derecha. Además del gol, cruzó un balón con todo a favor y vio como Neuer le sacaba un chut aguantando al límite, como un portero de fútbol sala. Y, si hubiese VAR, España llevaría un cuarto tanto, cocinado en una transición rápida que culminó Morata. El auxiliar levantó la bandera. Fueron 45 minutos en los que todo vino redondo, salvo las lesiones musculares de Canales y Sergio Ramos.

Nada cambió tras el intermedio. Ni España dio un paso atrás ni Alemania salió de la abulia. El partido siguió claramente volcado hacia la portería de Neuer y los goles siguieron cayendo del mismo lado. El cuarto llegó en un contragolpe impecable ante un lastimoso repliegue teutón. Gayá se la regaló a Ferrán Torres. El quinto fue fruto de una jugada bien trenzada con un chut preciso de Ferrán Torres desde la semiluna.

Low optó por acabar el partido con una defensa de cinco. Luis Enrique cambió a los tres de arriba, pero siguió con un nueve en el equipo. Entró Gerard Moreno por Morata, escoltado en las bandas por Marco Asensio y Oyarzábal.

El partido parecía abocado a la conclusión sin más historia que contar, con todo resuelto. Pero todavía llegó, muy al final, otra buena acción combinada de los españoles. Gayá entró en el área y Oyarzábal empujó a la red. El delantero de la Real Sociedad completó la media docena para un equipo que no dejó de buscar la portería y que dispuso de ocasiones para una goleada todavía más escandalosa.

Ficha técnica:

España: Unai Simón; Sergi Roberto, Sergio Ramos (Eric García, min.43), Pau Torres, Gayà; Koke, Rodri, Canales (Fabián, min.12); Ferran Torres (Asensio, min.83), Morata (Oyarzabal, min.73) y Dani Olmo (Gerard Moreno, min.73).

Alemania: Neuer; Ginter, Sule (Tah, min.46), Koch, Max; Goretzka (Neuhaus, min.61), Kroos, Gündogan; Sané (Waldschmidt, min.61), Gnabry y Werner (Henrichs, min.76).

Goles: 1-0, minuto 17. Morata, 2-0, minuto 33. Ferran Torres, 3-0, minuto 38. Rodri, 4-0, minuto 55. Ferran Torres, 5-0, minuto 72. Ferran Torres, 6-0, minuto 89. Oyarzabal.

Árbitro: Andreas Ekberg (SUE). Amonestó a Koch (min.37), Tah (min.67), Gnabry (min.84), por Alemania.

Estadio: La Cartuja de Sevilla.

Ferrán Torres, el niño robado por Guardiola

IVÁN ANTELO

El futbolista se fue de la Liga por solo 20 millones ante la pasividad de Madrid y Barça

Ante una Alemania desdentada, que ni muerde, ni defiende, ni domina el fútbol, España dio un puñetazo de autoestima que le sirve para creerse que puede competir con los grandes. Pero sobre todo para reafirmar en el proyecto a tres jugadores que no siempre han tenido la bendición de Luis Enrique: Rodri, Morata y, principalmente, Ferrán Torres. Ese chaval de apenas veinte años que Pep Guardiola se llevó al Manchester City por unos ridículos 20 millones, ante la pasividad de los grandes del fútbol español, que no vieron nacer a una estrella en el Valencia. Su velocidad, descaro y desborde ridiculizaron a Max y certifican que merece más protagonismo del que se le ha dado. Hasta ayer, solo había jugado tres partidos de titular con la absoluta. El hat trick que le hizo a Alemania es de esos que quedarán en el recuerdo por mucho tiempo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

España apabulla a Alemania