Luis Suárez, al Atleti; Morata, a la Juve

Simeone quiere al uruguayo y el Atlético cederá al español para poder ficharlo


REDACCIÓN / LA VOZ / agenciaS

Cuando el matrimonio entre Luis Suárez y el Barcelona se rompió en Lisboa, Simeone empezó a planear cómo echar las redes en medio del naufragio. El uruguayo de 33 años es un viejo anhelo del técnico argentino. El nueve se le escapó rumbo al Camp Nou hace años, cuando era un talento inalcanzable para las arcas del Atlético. Pero el Cholo sabe ser paciente. Denostado en Can Barça, Simeone confía aún en Luis Suárez y en poder exprimir ese talento goleador que lleva en su ADN futbolístico. El entrenador lo quiere en su barco. Y cuando Simeone quiere algo, el Atlético trata de cumplir sus deseos. Una tarea nada sencilla para una institución que vive temporada sí y temporada también con el presupuesto al límite de sus posibilidades.

En el club parece que, finalmente, han hallado la fórmula para que el uruguayo vista de rojiblanco. Eso sí, su llegada depende necesariamente de que alguien se vaya. Un mal necesario para culminar una operación que, esperan en el Metropolitano, dé un nuevo salto de calidad a la plantilla para pelear por la Liga y la Champions.

Luis Suárez, ya con la carta de libertad tras desvincularse del Barcelona, está muy cerca de fichar por el Atlético de Madrid, que ultima la cesión de Álvaro Morata al Juventus para hacerle hueco.

Regreso a Turín

Las noticias se precipitaron durante el día de ayer y la salida del delantero español del Atlético de Madrid parece cantada. El internacional no se entrenó en la sesión vespertina del lunes con sus compañeros, toda una coincidencia tratándose del mismo día en el que las informaciones le sitúan de vuelta al Juventus. Precisamente, el mismo club en el que jugó entre los años 2014 y 2016 después de abandonar el Real Madrid ­-previo pago de 20 millones de euros- antes de ser recomprado por los blancos por otros 30 millones. La prensa italiana asegura que la operación está muy avanzada y que en muy poco tiempo podría estar entrenando bajo las órdenes de Pirlo, que pasará de compañero a entrenador.

Pero la operación no le saldrá gratis a la Juve. El préstamo del delantero por un año le costará al conjunto de Turín 10 millones de euros. Una cantidad que cuadrará las cuentas y permitirá acometer la incorporación de Luis Suárez a la junta presidida por Enrique Cerezo.

El Atlético, que todavía está amortizando los 55 millones que se comprometió a pagar por Morata al Chelsea, dejará salir al atacante de 27 años para apostar por Suárez, todo un veterano del área. La operación dejaría a todos contentos. El Atlético necesitaba aligerar la masa salarial del equipo y desprenderse de Morata o Diego Costa, pero mientras que por el hispano-brasileño no hay ofertas, el futbolista madrileño ha pedido regresar a la Juve.

18 millones en dos años

El Atlético ofrece a Luis Suárez, de 33 años, un contrato de dos temporadas y nueve millones de euros limpios por cada una de ellas para que el delantero uruguayo se convierta en nuevo jugador rojiblanco. Ya que la llegada de Luis Suárez al Juventus es inviable, porque no tendría el pasaporte italiano antes de que se cierre el mercado de fichajes, el Atlético se ha lanzado a por el goleador charrúa, tercer máximo artillero en la historia del Barça, solo superado por Leo Messi y César Rodríguez.

Luis Suárez ganaría en el Atlético el mismo dinero que hubiera percibido esta temporada en el Barça, con el que tenía contrato hasta el 2021, y si no se tuerce la operación se pondrá a las órdenes de Simeone, que ya quiso fichar al uruguayo antes incluso de que abandonase el Liverpool. Después de que la pasada temporada se frustrase la contratación de Edinson Cavani por 20 millones de euros, Luis Suárez llegaría gratis y el exazulgrana sería el segundo jugador mejor pagado de la plantilla, solo superado por Jan Oblak (diez millones de euros limpios anuales).

Las estrellas se caen del cartel de la Liga

Xurxo Fernández

El torneo español sigue perdiendo crédito entre las grandes competiciones europeas

Perdido el rumbo en Anoeta, con la Real rehabilitada tras un primer tiempo a merced del campeón, Zidane quiso agitar el frente de ataque y empleó en ello casi todo el arsenal a su disposición. Retiró a Rodrygo (19 años y diversos cameos el curso pasado) y lo reemplazó por Marvin (20 años y experiencia exclusiva en el filial). Ya en el descuento, sustituyó a Vinicius —cuya prematura condición de estrella a los 20, sustentada en varios quiebros elegantes y nueve dianas en dos temporadas, sirve de muestra concentrada de la situación— y apostó por Arribas, otro producto de la fábrica que estaba por estrenar. Al Madrid le faltaba gol, pero el único plan B para los días grises de Benzema es un Jovic de quien desconfía su entrenador. Nada ha recibido el técnico para mejorar unos mimbres que no bastaron en julio para llegar hasta Lisboa con lo más selecto del fútbol europeo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luis Suárez, al Atleti; Morata, a la Juve