El Sevilla remonta al United y jugará su sexta final de la Liga Europa

Los goles de Suso y De Jong meten en la final al conjunto de Lopetegui, al que Bono sostuvo frente a las numerosas acometidas del Manchester United

POOL

El sueño de la sexta está más cerca. El Sevilla derrotó al Manchester United con goles de Suso y De Jong tras un ejercicio de superviviencia extrema en los primeros minutos de la segunda parte y estará de nuevo en la final de la Liga Europa. El Shakhtar Donetsk o el Inter, que disputarán este lunes la segunda semifinal, serán el próximo viernes en Colonia el rival del equipo de Julen Lopetegui, al que Bono mantuvo con vida frente a la cascada de ocasiones de que dispusieron los diablos rojos en un partido espectacular.

De nada le valió al conjunto de Ole Gunnar Solskjaer el tanto inicial de Bruno Fernandes, porque el orgullo, la experiencia y el compromiso supremo de la escuadra hispalense en su competición fetiche pesaron más que sus numerosos argumentos ofensivos y el United volvió a caer por tercera vez este curso en unas semifinales tras sucumbir en la misma ronda en la Copa de la Liga y la FA Cup.

Y eso que se le puso cuesta arriba el partido al Sevilla muy pronto ante un equipo sobrado de dinamita. Filtró Martial para Rashford, al que Diego Carlos cazó cuando remataba contra el cuerpo de Bono. Felix Brych no titubeó al decretar la pena máxima y Bruno Fernandes aún menos al ejecutar a la escuadra izquierda con paradiña incluida. Solo había encajado un tanto en sus últimos ocho partidos el cuadro de Lopetegui, que ha forjado a partir de su solidez defensiva su extraordinaria racha de 20 envites consecutivos sin perder. Le tocaba recomponerse al cuadro hispalense, que ganó metros y comenzó a comprometer al rival. Ocampos fue el primero en examinar a De Gea con un latigazo que se sacó de encima como pudo el internacional español. La entrada del madrileño bajo palos por Romero fue la gran sorpresa del once de Solskjaer, mientras Lopetegui repetía bloque inicial por tercer encuentro consecutivo. Las flojas actuaciones de De Gea en sus últimas apariciones habían dado las llaves de la titularidad al argentino, pero el ex del Atlético recuperó los galones en el duelo más importante del curso.

Un Bono descomunal

El United amenazaba en cada salida, casi siempre comandadas por Bruno Fernandes. El impacto del portugués ha sido mayúsculo desde su llegada a Old Trafford. Su fichaje, unido a la irrupción de Greenwood, el regreso de Pogba y la reubicación de Martial como delantero centro, explica la resurrección de un titán que ha experimentado una larga travesía del desierto. Pero el Sevilla tenía un filón por las bandas y a él se agarró para reequilibrar el marcador. Corrió Reguilón al espacio y sirvió a Suso, que embocó junto al palo sin que De Gea pudiese replicar al desafío. Desde planteamientos ofensivos diversos -por las alas Lopetegui y por el centro Solskjaer-, los dos estrategas dispusieron un tablero en el que el común denominador fue la intensidad de ambos ejércitos. No se regateaba ni un gramo de esfuerzo en un pulso de poder a poder.

No bajó el ritmo en la segunda parte, que se despertó con una ocasión pintiparada de Greenwood que salvó Bono, como luego haría con otras tres no menos claras de Martial. El portero cedido por el Girona completó una actuación descomunal, con un puñado de intervenciones magistrales que sostuvieron a su equipo en un tramo de sufrimiento extremo frente a un United que empieza a recordar al de los buenos tiempos en Old Trafford. Ocampos se marchó derrengado para dar paso a Munir, mientras De Jong relevaba a En-Nesyri. Los cambios dieron oxígeno al Sevilla y el partido cambió de signo. Bajó revoluciones el United, lamentándose todavía de no haber podido sacar rédito a su torrente de ocasiones. Y lo pagó caro. Abrió Vázquez a la derecha, recogió Navas y centró con música para que De Jong empujase a placer. Intentó el United volver a la carga, pero el Sevilla tiró de tablas y arrojo para aguantar las últimas acometidas del conjunto de Solskjaer. Cuatro años después de aquella final en Basilea ante el Liverpool en la que los tantos de de Gameiro y de Coke por partida doble dieron el título al conjunto que comandaba Unai Emery desde el banquillo, el Sevilla volverá a pugnar el viernes por levantar el título de la competición que le ha hecho grande a escala europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Sevilla remonta al United y jugará su sexta final de la Liga Europa