El Sevilla remonta al United y jugará su sexta final de la Liga Europa

oscar bellot

DEPORTES

Ina FassbenderPOOL

Los goles de Suso y De Jong meten en la final al conjunto de Lopetegui, al que Bono sostuvo frente a las numerosas acometidas del Manchester United

16 ago 2020 . Actualizado a las 23:23 h.

El sueño de la sexta está más cerca. El Sevilla derrotó al Manchester United con goles de Suso y De Jong tras un ejercicio de superviviencia extrema en los primeros minutos de la segunda parte y estará de nuevo en la final de la Liga Europa. El Shakhtar Donetsk o el Inter, que disputarán este lunes la segunda semifinal, serán el próximo viernes en Colonia el rival del equipo de Julen Lopetegui, al que Bono mantuvo con vida frente a la cascada de ocasiones de que dispusieron los diablos rojos en un partido espectacular.

De nada le valió al conjunto de Ole Gunnar Solskjaer el tanto inicial de Bruno Fernandes, porque el orgullo, la experiencia y el compromiso supremo de la escuadra hispalense en su competición fetiche pesaron más que sus numerosos argumentos ofensivos y el United volvió a caer por tercera vez este curso en unas semifinales tras sucumbir en la misma ronda en la Copa de la Liga y la FA Cup.

Y eso que se le puso cuesta arriba el partido al Sevilla muy pronto ante un equipo sobrado de dinamita. Filtró Martial para Rashford, al que Diego Carlos cazó cuando remataba contra el cuerpo de Bono. Felix Brych no titubeó al decretar la pena máxima y Bruno Fernandes aún menos al ejecutar a la escuadra izquierda con paradiña incluida. Solo había encajado un tanto en sus últimos ocho partidos el cuadro de Lopetegui, que ha forjado a partir de su solidez defensiva su extraordinaria racha de 20 envites consecutivos sin perder. Le tocaba recomponerse al cuadro hispalense, que ganó metros y comenzó a comprometer al rival. Ocampos fue el primero en examinar a De Gea con un latigazo que se sacó de encima como pudo el internacional español. La entrada del madrileño bajo palos por Romero fue la gran sorpresa del once de Solskjaer, mientras Lopetegui repetía bloque inicial por tercer encuentro consecutivo. Las flojas actuaciones de De Gea en sus últimas apariciones habían dado las llaves de la titularidad al argentino, pero el ex del Atlético recuperó los galones en el duelo más importante del curso.