Las cenizas de la mejor liga


Redacción

Aquello de la mejor liga del mundo puede pasar a mejor vida. El fútbol español hace tiempo que viene perdiendo potencial en beneficio de la Premier, la Bundesliga y otros campeonatos emergentes. En poderío económico, en organización y en futbolistas de primer nivel.

Las dudas no aparecieron en Lisboa con la eliminación del Barça y el Atlético, ni una semana antes en Mánchester con el adiós del Real Madrid. Los síntomas de decadencia de LaLiga son evidentes a lo largo del último lustro, pero solapados sobre todo por los éxitos en la Europa League y el dominio blanco en la Champions. Además, la selección también ha salido del mapa top en los últimos años.

Pero quizás lo sucedido en Lisboa invite a la reflexión. ¿Por qué los estadios de la Bundesliga y la Premier estaban (antes de la pandemia) llenos y en LaLiga no? ¿Por qué el mejor contrato televisivo corresponde a Inglaterra? ¿Por qué el fútbol francés tiene cada día más adeptos? E incluso ¿por qué la Serie A se ha despojado de sus viejos tabúes tácticos y se ha convertido en una competición divertida?

En LaLiga ya no está Cristiano Ronaldo y a este paso también Messi hará las maletas viendo semejante fila de incompetentes vestidos de azulgrana a su alrededor. Los dos, de modos antagónicos, fueron el mascarón de proa de un fútbol que prefiere morir de éxito a reciclarse pese al inmenso poderío económico de la LFP y su monstruosa maquinaria. Igual más oxidada de lo que parece.

Al declive del fútbol español también ayuda el esperpéntico final de liga en la categoría de plata. Alemania lo padeció el primer día y lo atajó. LaLiga, el último, y lo multiplicó. Para reducir a cenizas su crédito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las cenizas de la mejor liga