Cinco países, cinco planes diferentes

La UEFA vigila y las grandes ligas manejan escenarios diversos para salvar la temporada y evitar pérdidas devastadoras: Alemania piensa en mayo y la Premier sopesa concentrar a todos los equipos


COLPISA

El mundo del fútbol vive una situación insólita. La pandemia del coronavirus ha frenado por completo el balón, haciendo tambalearse a una industria que parecía incontenible cuatro semanas atrás, cuando la Serie A italiana anunciaba el 9 de marzo su suspensión por la grave situación sanitaria del país. El resto de torneos fueron desmoronándose uno tras otro. El 12 de marzo era la Liga española la que echaba el cierre. Un día después le llegaba el turno a la Premier League inglesa, la Ligue 1 francesa y la Bundesliga alemana. Con las cinco grandes fuera de juego, otros campeonatos se resistieron a bajar el telón, pero la explosión de la epidemia hizo recular a sus dirigentes. También sucumbió la UEFA, que el 17 de marzo aplazó la Eurocopa al 2021. Igualmente quedaron suspendidas sin fecha la Liga de Campeones y la Liga Europa, privando a millones de aficionados de su pasatiempo favorito. Ahora la UEFA vigila y amenaza a los torneos con quedarse sin representación en la Champions y la Europa League si no concluyen los torneos domésticos. Así lo planea Bélgica, no jugar más y anular descensos, y en los Países Bajos se abrió un cisma sobre si seguir el mismo camino.

Casi todas las ciudades deportivas y los estadios permanecen cerrados, pero los teléfonos de los directivos echan humo mientras se suceden las reuniones por videoconferencia bosquejando calendarios para el retorno de la competición, una vez que la situación sanitaria lo permita. Todo está teñido de incertidumbre, pero se dan pasos con un propósito común: que se completen los torneos interrumpidos para no sufrir pérdidas multimillonarias que abocarían a los clubes a una desesperada situación económica. Eso significará jugar en verano, con un ritmo frenético y retrasar el inicio de la campaña siguiente. Varias son las alternativas, siempre sujetas al dictamen de las autoridades y a las directrices de la UEFA

España

Millones amenazados: 1.000. Plan para volver: 29 de mayo como pronto, y 27 de junio como muy tarde. Detenido el campeonato a falta de once jornadas con el Barcelona líder, se suceden los reproches entre patronal y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), a la vez que prosigue el diálogo con la Federación. LaLiga considera que el 27 de junio podría ser la fecha tope para retomar la temporada. De no poder hacerse, se generarían unas pérdidas que rozarían los mil millones de euros. Los clubes afrontarían un panorama devastador y la patronal reclama que los futbolistas se reduzcan los salarios. El golpe sería menor en las otras dos opciones que maneja LaLiga: jugar a puerta cerrada o hacerlo con público, aunque parezca una entelequia. La fecha más optimista es el fin de semana del 29 y 30 de mayo, lo que permitiría terminar a primeros de julio comprimiendo dos jornadas por semana, siempre que la Champions y la Liga Europa quedasen para después. De alargarse el parón hasta junio, se baraja la idea de compaginar los torneos europeos con los nacionales, lo que extendería la campaña hasta primeros de agosto. En caso de que la vuelta se demore más, se podría usar julio para las ligas y agosto para las competiciones continentales.

Inglaterra

Millones amenazados: 843. Plan para volver: sin fechas y con el formato de concentración entre las opciones. El Liverpool lidera la Premier con 25 puntos de ventaja sobre el City, a falta de nueve jornadas. En el Reino Unido ya se anuló Wimbledon este año. No se descarta nada, desde celebrar a puerta cerrada el tramo restante de liga en unos estadios determinados para que los equipos se aíslen, concentrados en un campamento base, como las selecciones en un Mundial, hasta la cancelación. Terminar la campaña aseguraría a los clubes recibir la totalidad de los derechos de televisión, de los que ahora peligran 843 millones de los canales BT Sports y SkySports. No volverá a jugarse hasta que el Gobierno de Boris Johnson lo estime seguro. Los clubes solicitan que sus futbolistas se reduzcan un 30 % el salario para hacer frente a la crisis económica.

Alemania

Millones amenazados: 700. Plan para volver: varios equipos ya entrenan, pero los partidos a puerta cerrada no serán antes de mayo. Suspendida al menos hasta el 30 de abril, la Bundesliga asume su regreso a puerta cerrada, aunque varios equipos ya empezaron a entrenar en pequeños grupos. «No es realista imaginarse jugar con público en esta temporada», señaló hace unos días el máximo dirigente de la Bundesliga, Christian Seifert. Una comisión médica especial estudia las opciones para la vuelta a la competición. Cuando se produjo el parón faltaban por celebrarse nueve de las 34 jornadas previstas, con el Bayern de Múnich líder con cuatro puntos de ventaja sobre el Borussia Dortmund. Terminar la Bundesliga es vital para la supervivencia de muchos clubes. Cuatro de los grandes (Bayern, Dortmund, Leipzig y Leverkusen) crearon un fondo solidario al que aportan 20 millones de euros para paliar la situación de los más perjudicados.

Italia

Millones amenazados: 1.000. Plan para volver: los grandes presionan para jugar en unas semanas, y seis modestos no quieren competir más. La primera de las grandes ligas en parar. «La prioridad absoluta es terminar los campeonatos», afirmó Gabriele Gravina, presidente de la Federación de Fútbol italiana (FIGC), que no contempla llevar la campaña hasta agosto o más allá. «No quiero correr el riesgo de arruinar otra temporada para salvar esta», dijo Gravina, que descartó entregar el título a la Juve, actual líder, en caso de que no se complete el curso. La Serie A y el sindicato de futbolistas discuten reducciones salariales que permitirían ahorrar a los clubes más de 100 millones en tres meses, aliviando unas pérdidas que serían de diez veces más. La Juve ya alcanzó un acuerdo con su plantel. Seis equipos modestos (Brescia, Udinese, SPAL, Torino, Sampdoria y Genoa) no quieren volver a jugar. Otros como el Milan, la Fiorentina y el Cagliari se muestran dubitativos, pero los grandes presionan para acabar la temporada. 

Francia

Millones amenazados: 400. Plan para volver: la federación prima la salud, pero algunos clubes quieren competir cuando antes. El presidente de la federación francesa, Noël Le Graët, pidió prudencia: «El objetivo es volver lo más rápido posible, pero sin poner en riesgo la salud de los espectadores y de los jugadores». El PSG dominaba la Ligue 1 cuando se detuvo a falta de diez jornadas. Con un partido aplazado, sacaba doce puntos al segundo, el Olympique de Marsella. La presión de los operadores televisivos ya hace mella (Canal+ y beIN Sports han anunciado que no pagarán las próximas facturas, con lo que este mes volarán 153 millones de euros). Según Le Parisien algunos equipos han solicitado a la Liga volver a entrenar y jugar cuanto antes para amortiguar el daño económico.

La UEFA evita ahora fijar límites para terminar el curso, ni siquiera agosto

La UEFA se quedó a medias el miércoles pasado. Entonces solo anunció públicamente su renuncia a varias fechas reservadas inicialmente para las selecciones. Pero no concretó de forma transparente sus posibles escenarios, ni en qué momento la conclusión de las ligas nacionales quedaría descartada.

Por eso no se frenó la incertidumbre, y Bélgica aprobó un plan para no jugar más, mientras un cisma amenaza el campeonato neerlandés. Ayer, la UEFA quiso transmitir que su presidente, Aleksander Ceferin, no fijó fechas límite para terminar las competiciones. Además, ese comunicado trata de frenar lo que se había interpretado tras unas declaraciones suyas a la Segunda Televisión Alemana (ZDF). «El presidente fue muy claro en que no podía dar fechas precisas para el fin de la temporada», dice el comunicado. La UEFA añade que analiza desde el 17 de marzo con la Asociación de Clubes Europeos (ECA) y las ligas europeas todas las opciones para completar la temporada. «Una de las opciones estudiadas recurrentemente ha sido jugar en julio y en agosto, si es necesario, dependiendo de la autorización de las autoridades nacionales», añade el comunicado.

La mención de julio y agosto se había interpretado en algunos medios como si Ceferin considerase inviable terminar la temporada más tarde. El comunicado niega que el 3 de agosto sea el límite.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco países, cinco planes diferentes