La Copa también vuela para el Barça

El equipo azulgrana cae otra vez ante el Athletic en San Mamés, con un gol de Williams en el minuto 93


colpisa

El fútbol, la emoción y la electricidad de la Copa del Rey se dieron cita en San Mamés. El Athletic volvió a hacerle al Barcelona lo de la primera jornada de Liga, marcándole un gol al final del choque tras un buen partido azulgrana y dejando las semifinales del torneo sin ninguno de los grandes. La Copa en estado puro. Volvía a ganar el Athletic y lo volvía a conseguir por la mínima con un único gol y en las postrimerías del choque. Claudicó el Barça, que siguió los pasos del Real Madrid y que ve cómo se le escapa otro de los títulos en juego.

La falta de acierto ante la meta de un espectacular Unai Simón y la virtud del Athletic en sacar petróleo de donde no lo hay declinaron un partido en el que el Barcelona fue mejor y más activo. Si bien tendrá que ver lo que resta de competición desde casa. La Copa del Rey ha saltado por los aires. La nueva versión del torneo ha logrado que los grandes claudiquen con eliminaciones como la del Madrid o el Barça en apenas unas horas. No es casualidad que la actual Copa se haya llenado de sorpresas. Ha sido cambiar el formato y el fútbol depara tantas sorpresas como eliminatorias y, más allá de que sea más o menos vendible, la competición y este deporte ganan con la presencia de equipos menos grandes.

El Barcelona salió a San Mamés sabiendo que la honra de los todopoderosos estaba bajo su bandera, pero el Athletic ya sabía lo que era doblegar al equipo culé en lo que va de temporada. Fue allá por el lejano mes de agosto en el primer partido liguero. La derrota en el feudo rojiblanco ya barruntaba lo convulsa que iba a ser esta temporada para el Barça.

Los dos conjuntos más coperos del panorama nacional se medían en la búsqueda de la última de las plazas para semifinales. Granada, Mirandés y Real Sociedad ya esperaban rival para lo que está por venir en las próximas semanas. La debacle del Madrid en el Bernabéu horas antes avisaba al equipo de Quique Setién de lo que podía encontrarse. No está el Barça para afrontar cualquier partido con suficiencia. Pocos han sido este curso los ejemplos en los que el equipo de la ciudad condal haya ganado de forma sobrada y mostrando su verdadero potencial.

Pese a la necesidad imperiosa que tiene el equipo (y el club) de lograr un clima de estabilidad al menos sobre el verde, el técnico movió el once y apostó por dar descanso a Griezmann. Con Ansu Fati en racha y siendo Messi intocable, añadió Setién centrocampistas a la causa culé. Pese a ello, no lograba controlar el choque y obtener el mínimo desequilibrio.

Volvía a ocurrir que todo el peligro se generaba desde las botas de Messi. Es excesivamente predecible que todo el juego culé salga del '10'. El Athletic generó una muralla alrededor del argentino para evitar las combinaciones fáciles por el centro. Tampoco encontraba el Barça las bandas ni la verticalidad de otros días de Ansu Fati. Por ello y, ante la escasa presencia del Athletic ante la portería de Ter Stegen, los goles no llegaran.

Salió mejor el Barça tras el descanso y ayudó mucho la entrada al campo de Griezmann. No cambiaba mucho el dibujo el equipo culé porque Sergi Roberto seguí ocupando una de las bandas, pero era otro el aire que tenía el equipo de Setién. Sin duda, el galo tuvo la que sería le mejor ocasión del choque cuando apenas faltaban 20 minutos para el pitido final. Unai Simón hacía una parada salvadora a un disparo seco de Griezmann tras una de las jugadas más completas delos visitantes.

Era, sin duda, el mejor momento de los culés, aunque el Athletic se defendía panza arriba y recordaba con alguna salida de Williams que el Athletic se mueve genial en este tipo de partidos tan abiertos. Y sin goles y con idénticas opciones para uno y otro, llegaba el choque a los minutos finales, instantes en los que Unai Simón volvía a ponerse la zamarra de héroe para evitar el gol de Messi. Era la segunda clara en la que salvaba a los suyos.

No podría pensar el meta del Athletic que su parada sería el primer escalón para superar la eliminatoria, porque escasos minutos después marcaba el Athletic, en el minuto 93, con un gol de Williams que sentenciaba el choque y dejaba la Copa sin grandes.

Ficha técnica:

1 - Athletic: Unai Simón; Capa, Yeray, Unai Núñez, Iñigo Martínez, Yuri; Dani García, Vesga (Vesga, m.66); Muniain (Aduriz, m.77), Raúl García (Ibai, m.89) y Williams.

0 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué (Umtiti, m.80), Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, De Jong, Rakitic (Athur, m.69), Sergi Roberto; Messi y Ansu Fati (Griezmann, m.57).

Goles: 1-0, m.93: Iñaki Williams.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Yeray (m.44), Vesga (m.53) y Dani García (m.63), y a los visitantes Semedo (m.6), Messi (m.40), Alba (m.40), el técnico Quique Setién (m.41), De Jong (m.56), Piqué (m.72) y Arthur (m.81).

Árbitro VAR: Alejandro Hernández Hernández (Comité de Las Palmas)

Incidencias: Partido de cuartos de final de la Copa del Rey disputado en un Estadio de San Mamés prácticamente lleno por 49.154 espectadores, récord en el nuevo campo bilbaíno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Copa también vuela para el Barça