El CRAT echa mano de la élite de Nueva Zelanda para tomar impulso

Ficha a una campeona del mundo y a otra primera línea de nivel internacional, que podrían debutar mañana en la Copa Ibérica


Golpe en la mesa del CRAT, campeón de la Liga Iberdrola, a apenas unas horas de la disputa del primer título internacional de clubes la historia del rugbi gallego: la Copa Ibérica, mañana al mediodía en el campo universitario de Elviña frente al Sporting de Portugal. Tras cuatro jornadas, ha cosechado dos derrotas un empate y un triunfo, pero en el club coruñés estaban tranquilos porque se guardaban dos ases en la manga. «El equipo está incompleto», repetían.

Hoy aterrizarán en A Coruña, con la posibilidad de debutar mañana, esos dos ases en forma de refuerzos de primer nivel internacional: las neozelandesas Kate Matau (que fue campeona del Mundo con su selección en el 2017) y Victoria Meki, de amplia experiencia internacional. Ambas conocen el rugbi europeo de élite. Matau militó en el Sporting de Portugal y Meki, en el Richmond inglés. Las dos han defendido la camiseta del Counties Manukau, finalista del campeonato neozelandés en los últimos años.

Estos refuerzos aportarán capacidad física en la primera línea. De hecho, Kate Matau, con sus 183 centímetros de estatura y 138 kilos de peso, será la jugadora más potente de la Liga. Aunque en carrera es difícil de detener, donde realmente destaca es en la melé, ya que el rival se ve incapaz de dominarla con su presencia. Su técnica le permite ejecutar un juego de continuidad en busca de sus compañeras, facilitando los ensayos en penetración y los balones en descarga.

Victoria Meki, de 167 centímetros de estatura y 100 kilos, es más versátil gracias a su excelente técnica, y también se desenvuelve en la tercera línea. Ambas son el ejemplo de la libertad, velocidad de juego y equilibrio entre talento y atrevimiento individual que caracteriza al rugbi neozelandés, sin tanto corsé táctico como el europeo.

Meki relataba para La Voz, horas antes de aterrizar en A Coruña, que eligió el CRAT «por su fuerte apoyo al equipo femenino». «Si un club tiene buenos cimientos, el éxito está asegurado. Que sea el actual campeón es un extra, pero seguro que solo es la punta del iceberg. Mi reto es mantenerlo como campeón. Eso hace que sea extremadamente atractivo formar parte de su historia», añadió.

Uno de los entrenadores del CRAT, Jos Portos, concluye: «Su presencia es muy positiva para el rugbi español. Hará crecer la competición». «La Copa Ibérica es una excelente oportunidad porque es lo máximo a lo que puede aspirar un club ahora. Ese era el objetivo de la primera parte de la temporada», zanja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El CRAT echa mano de la élite de Nueva Zelanda para tomar impulso