Bale-Karius, pareja letal

La efectividad del galés y los errores del portero alemán decantan la final


Ni Zidane ni Klopp podrían haberse imaginado que las individualidades iban a tener tanto peso en la final, desde la lesión de Salah a los graves errores de Karius, pasando por la oportunidad de Benzema y la efectividad de Bale.

8 Navas. Apenas dispuso de ocasión de entrar en acción, pero la que tuvo que resolver, la aseguró con acierto. Fue en el minuto 22, con un paradón a disparo de Alexander-Arnold.

6 Carvajal. Aguantó 34 minutos sudando tinta china contra Mané e intentando aportar en ataque. Se fue lesionado sin saber si se recuperará para el Mundial.

7 Varane. Fue escudero de Carvajal y Ramos de la forma más discreta posible. Bien en los apoyos.

7 Sergio Ramos. Acabó acalambrado después de una actuación de las suyas. Se contuvo en ataque y fue expeditivo en defensa hasta el final.

7 Marcelo. Como siempre, el factor desequilibrante cuando el partido se atascaba y el Madrid no podía progresar por el centro.

6 Modric. Creció con los minutos. Sus mejores momentos coincidieron siempre con el dominio madridista.

6 Casemiro. También fue echando raíces con el viento a favor. Si en los primeros compases estaba totalmente superado por la velocidad de los tres de arriba del Liverpool, acabó apuntalando a Kroos y Modric.

7 Kroos. El primero de los centrocampistas en cogerle el pulso al partido, intentando no solo superar la presión de Mané, Firmino y Salah, sino intentando conectar con Isco y Cristiano.

6 Isco. Paradójicamente, no acabó de entrar en la final, pero participó en todas las jugadas con peligro. Además, Zidane entendió que su presencia era necesaria para bajar y sosegar el balón que el Liverpool pretendía elevar y acelerar. Disparó al larguero justo antes de ser sustituido por Bale.

9 Benzema. El mejor del partido, a su manera. La manera en que ocupó los espacios correctos, habilitó a la línea más adelantada y se asoció con Marcelo, Isco y compañía tuvo su premio con el gol de oportunismo que le robó a Karius. Fue el golpe que sentenció al Liverpool, más que la lesión de Salah, por más que el equipo inglés empatase después. Ya antes le habían anulado otro tanto por fuera de juego.

6 Cristiano Ronaldo. Iguala a Di Stefano con cinco Copas de Europa, aunque en la final de ayer no tuvo el peso que demostró en el resto del torneo. Dispuso de la primera ocasión blanca, pero acabó enfadado en el plano personal por no marcar y sembrando dudas acerca de su futuro.

6 Nacho. Debutó en una final de la Liga de Campeones tras la lesión de Carvajal, cumplió cuando no se complicó en defensa y hasta se dio el lujo de pisar el área del Liverpool combinando con Isco.

9 Bale. Entró a falta de media hora en lugar de Isco y acabó decidiendo la final con una chilena de libro a centro de Marcelo a los tres minutos de pisar el césped, y con un disparo lejano en el 83 que contó con la colaboración de Karius.

5 Asensio. Su presencia por Benzema dejó sin minutos al gallego Lucas Vázquez. Testimonial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Bale-Karius, pareja letal