Será número uno en uno o dos años

Manuel Piñero BAJO PAR

DEPORTES

04 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Todo un número tres del mundo, por mucho que sus resultados de las últimas semanas no hayan sido tan brillantes como nos tenía acostumbrados. Descansado después de una semana sin competir, en mi opinión un acierto, Jon Rahm lo tiene todo para ganar el Masters que defiende Sergio García. Golpea la bola muy largo, tiene solidez con el driver, es muy preciso con los hierros... Tarde o temprano ganará en Augusta.

Cuesta encontrar algo que no se haya dicho ya sobre Jon Rahm durante estos casi dos años de exhibición en el golf profesional. Pero su regularidad, siendo todavía tan joven, resulta extraordinaria. Casi solo encuentra comparación con aquellos primeros años de Tiger Woods. Desde que existe el actual ránking mundial me cuesta recordar otro ascenso tan meteórico a los primeros puestos. Dejó el campo amateur sin asustarse y metiendo miedo a los mejores. Excepcional.

Con el riesgo que entrañan este tipo de predicciones, pero basado en su rendimiento constante, creo que será número uno del mundo en uno o dos años. Porque, insisto, tiene carácter y ganas de llegar a esa cima tan inaccesible. A diferencia de otro talento increíble como el de Sergio García, Rahm quiere con todas sus fuerzas convertirse en el mejor.