El feliz regreso de Sonseca

El pívot del Leyma atraviesa su mejor momento tras superar los problemas derivados de una hernia discal que le obligaron a jugar con muchos dolores


Un trotamundos, un veterano superviviente de mil batallas que está firmando una nueva lección de compromiso, ético y deportivo. El pívot del Leyma Coruña Eduardo Hernández-Sonseca (Madrid, 1983) podría estar de vuelta, apurar con calma los últimos sorbos de una extensa carrera que incluye, entre otros logros, una Liga ACB (2007) y la Copa Uleb (2007) con el Real Madrid, y otra Uleb (2008) y una Copa del Rey (2008) con el Joventut, en compañía, entre otros, de Rudy Fernández, Ricky Rubio o Aíto García Reneses.

Pero ahora, en su segunda incursión en A Coruña, a sus 33 años, se ha rebelado contra el cliché de veterano conformista haciendo frente a un hernia discal que ha lastrado su rendimiento desde el verano pasado. Podría haber parado o buscado una solución a medio plazo que no comprometiera su físico ni le obligara a convivir con los dolores de espalda, un problema más grave cuando se trata de un pívot de 2.12. Sonseca decidió seguir adelante, hacer un esfuerzo para suplir la ausencia durante la pretemporada de Sergio Olmos ?el otro cinco de la plantilla?, lesionado, primero, y que posteriormente padeció una nefritis. En el fondo, no se le hizo el tratamiento que demandaban sus problemas físicos porque, en palabras de fuentes del club, «su equipo lo necesitaba».

Trabajó aparte, hizo una pretemporada con dolor por la necesidad y atravesó como pudo ?con trabajo especíofico y sin perderse un solo entrenamiento? la primera parte de la temporada.

El 2 de enero, Hernández-Sonseca se sometió al tratamiento ?técnicamente, «un bloqueo transforaminal de L5-S1»? para solucionar el calvario de la primera vuelta. Dos meses y medio después, Riazor disfruta del regreso de un jugador que fue internacional con España en 7 ocasiones y al que solo la entonces sorprendente convocatoria a última hora de Marc Gasol le privó de estar presente en el mayor logro del baloncesto español: el oro en el Mundial de Japón (2008).

El papel del pívot madrileño ha sido clave para que el Leyma acabe de firmar una racha de cuatro victorias consecutivas que lo han consolidado en la zona de play off de ascenso, sin renunciar aún al factor cancha en la primera eliminatoria. Si los problemas físicos afectaron a su rendimiento durante buena parte de la temporada, Sonseca fue decisivo en el triunfo que el Leyma fraguó en el tercer cuarto frente al Tau Castelló en el tercer cuarto: 12 puntos sin fallo en sus cinco lanzamientos, 2-2 en tiros libres y 8 rebotes. Siete días antes, en Melilla ?otra cancha que tampoco le es ajena, ya que jugó allí hace un par de temporadas? colaboró al triunfo más brillante del cuadro coruñés en la temporada: 17 puntos (6-8 en tiros de dos y 5-5 en tiros libres) y 6 rebotes. Sonseca está de vuelta, a tiempo para unos play off que se atisban apasionantes. Aunque, en realidad, nunca se fue. Al servicio del Leyma Coruña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El feliz regreso de Sonseca