Los amigos imputados de Rubiales

f. pastor REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

Las amistades peligrosas de Rubiales
Las amistades peligrosas de Rubiales

Los seis presidentes de federaciones autonómicas imputados en el caso Soule que le apoyaron todavía esperan conocer su futuro sin saber si serán inhabilitados

21 feb 2018 . Actualizado a las 16:58 h.

La candidatura de Luis Rubiales a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF) está manchada con el apoyo explícito de media docena de dirigentes imputados en el caso Soule. Se trata de los todavía presidentes de las federaciones autonómicas de Valencia (Vicente Muñoz), La Rioja (Jacinto Andrés Alonso), Murcia (José Miguel Monje), Ceuta (Antonio García Gaona), Melilla (Diego Martínez) y Cantabria (José Peláez). Todos respaldaron a Rubiales en su afán de tomar poder del fútbol español, curiosos compañeros de viaje en el supuesto intento por regenerar la institución que controló durante casi tres decenios Ángel María Villar.

Todos ellos, además, han sido señalados en el caso Soule como presuntos autores de delitos relacionados con la gestión irregular de la Federación Española de Fútbol, situación que dio con Ángel María Villar en la cárcel de forma preventiva, más tarde suspendido de forma temporal y por último destituido definitivamente.

Pero a pesar de tan crítica situación judicial, ninguno de los seis barones del fútbol español que apoyaron a Luis Rubiales será suspendido por el CSD, ya que se acogieron a una paradójica estrategia: dimitir para seguir mandando. El verano pasado, dimitieron de sus cargos en la junta de la RFEF, de modo que, a juicio de la Abogacía del Estado, ya no pueden ser suspendidos. Esta es la polémica sorprendente línea que ha seguido la comisión directiva del CSD de Lete y de su superior Íñigo Méndez de Vigo tras el expediente abierto por el TAD.