Mel enseña su apuesta

Xurxo Fernández Fernández
xurxo fernández A CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

ANGEL MANSO

El Teresa Herrera despeja varias dudas acerca del sistema y los futbolistas que prefiere el técnico

07 ago 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Gil aún estaba en rodaje. Lucas, con la cabeza en otro lado. El valenciano se quedó en el banquillo y el coruñés en la grada mientras once compañeros saltaban al césped para medirse al Villarreal. Cuando el Dépor regresó a Riazor, diez días más tarde, ambos atacantes fueron las novedades en el grupo que saltó de inicio frente al Eibar. Garitano respetaba hace un año la costumbre de dotar de empaque al trofeo Teresa Herrera, recurriendo para disputarlo a un elenco titular similar al que estrenará la Liga. Mel se ciñó también a la tradición el pasado sábado, como ya había anunciado tanto en Oporto como en Oviedo. El duelo más importante de la pretemporada se disputaría en casa y formarían de inicio aquellos con más opciones de hacerlo también frente al Real Madrid. La cita con el West Brom no solo sirvió para aportar una nueva torre a las vitrinas; despejó además ciertas dudas acerca del protagonismo al que apuntan los integrantes del plantel blanquiazul en cuanto los choques vayan en serio. Entre la hora y media de partido y el posterior paso por sala de prensa, el míster desveló nombres y principios, línea por línea.

Propuesta

Doble pivote como plan A. La gira gallega de julio sirvió para pulir una de las versiones del conjunto coruñés: línea de tres en el centro del campo que muta a 1+2 (mediocentro incrustado entre los centrales para dar salida al balón) en fase ofensiva. La idea ya rondaba en la cabeza del técnico cuando llegó mediado el pasado curso, pero no pudo probarla mucho debido a las lesiones de los especialistas de la medular. Alcanzó frente a conjuntos de Segunda B y Tercera, pero aún resta pulir la fórmula si debe servir ante adversarios importantes. Empezando por el Real Madrid, en una cita condicionada por las bajas de Çolak y Valverde. Lo normal es que el 4-3-3 (o 4-1-4-1) sea el sistema para el estreno, pero pierde opciones como propuesta habitual.