María José y María Pilar Sánchez Alayeto: «No hay manera de que nos distingan»

Iván Antelo A CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

Ángel Manso

Las gemelas atómicas del pádel avisan de que van a por la victoria en A Coruña y a por el número 1 del mundo

13 may 2017 . Actualizado a las 16:30 h.

María José y María Pilar Sánchez Alayeto (Zaragoza, 1984) son dos de las grandes sensaciones de la cita del World Pádel Tour (WPT) que se celebra estos días y hasta el domingo en A Coruña. Majo y Mapi son las gemelas atómicas. Así les llaman en el circuito, aunque poca gente es capaz de diferenciarlas. Son la pareja número 2 del ránking mundial.

-¿Qué sensaciones tienen tras su primer día en A Coruña?

-Mapi: Estamos con muchas ganas. El año pasado, aquí, no pudimos ganar porque vinimos regulín. Majo estuvo con gastroenteritis toda la semana y ahora que llegamos en plenas condiciones esperemos hacerlo bien.

-Vienen subidas en la ola buena después del buen 2016...

-Majo: Sí. El año pasado ganamos tres pruebas del World Pádel Tour y el Máster. Veníamos de un 2015 que quizás no había sido tan bueno y tanto los resultados como las sensaciones fueron muy positivas. Empezamos el año con ganas. En Santander jugamos bien los dos primeros partidos pero en semifinales no tanto, pero para nada nos ha quitado la confianza. Hemos entrenado duro para corregir errores y a ver si nos va bien aquí.

-¿Y qué esperan de esta cita?

-Mapi: Siempre que venimos a un torneo esperamos ganar, pero sabemos que, aunque algunas cosas dependen de nosotras, tenemos unas contrarias enfrente que también nos lo van a poner complicado. Pero como deportistas venimos a ganar, está claro.

-En el pádel se cambia de pareja con cierta asiduidad. Siendo gemelas, parece imposible, ¿no?

-Majo: Sí. Ninguna de las dos se imagina jugar con otra pareja. Creo que tenemos margen de mejora y además creemos que somos una pareja bastante completa y que no nos vamos a entender con otra persona igual. Así que es algo positivo y debemos aprovechar que somos gemelas.

-¿Es entonces una ventaja?

-Mapi: Es algo positivo y hacemos todo lo que podemos para que vaya a nuestro favor y no en nuestra contra, porque ya se sabe que la confianza da asco... Así que tratamos de trabajar para que sea una ventaja.

-¿Las rivales las confunden?

-Majo: Hay algunas que nos confunden aún y no hay manera de que nos distingan a pesar de que llevamos muchos años en el circuito. No nos cogen el truco [risas].

-Mapi: Aunque bueno, sí que es verdad que dentro de la pista cada una juega en un lado, con una pala diferente y ahí no hay manera de confundirnos. Pero es verdad que hay jugadoras que no hay manera de que nos distingan.