Paraguay estrena una nueva categoría de coches en el Dakar

La carrera espera su salida inminente con los baratos SSV como protagonistas


París / Colpisa

La salida desde Asunción, en la primera vez que Paraguay acogerá el Dakar, y la nueva categoría de coches SSV (pequeños vehículos con tracción a las cuatro ruedas), serán las principales novedades de la edición 2017 del mítico rali, que se celebrará del 2 al 14 de enero y recorrerá tres países (Paraguay, Bolivia y Argentina) para un total de cerca de 9.000 kilómetros de trazado, de los que 4.000 serán cronometrados.

Los 316 participantes (de 59 nacionalidades y con nueve mujeres en la lista de inscritos) descubrirán por primera vez Paraguay, el 29. º país que entra a formar parte de la historia del Dakar, y el quinto en Sudamérica (tras Argentina, Chile, Perú y Bolivia).

«Paraguay nos permite competir más en el norte del continente. De esta manera podemos subir hasta La Paz y atravesar una gran parte de Bolivia. Esto permite desarrollar la carrera en nuevas condiciones, terrenos extremos y dificultades, nuevas etapas y un recorrido que es un desafío para los pilotos», explicó el máximo responsable de la carrera, Etienne Lavigne.

La carrera partirá desde Asunción y esa primera jornada acabará ya en territorio argentino (Resistencia), donde se disputarán las primeras etapas. En la cuarta etapa, con inicio en Jujuy y final en Tupiza, se entrará en terreno boliviano, país que gana en protagonismo en el Dakar desde que irrumpió en la carrera en el 2015.

Tras seis jornadas, incluida la de descanso en La Paz, se volverá a entrar en territorio argentino (octava etapa), acabando en Salta y de ahí al final de la prueba se descenderá hacia Buenos Aires, prácticamente en paralelo a la frontera chilenoargentina.

Será el primer itinerario diseñado completamente por Marc Coma, el legendario piloto de motos español, cinco veces ganador del Dakar, que en julio del 2015 se quitó el mono para vestir el traje y pasar a ser la mano derecha de Lavigne.

La otra gran novedad de la edición 2017 será la participación, por primera vez, de los llamados SSV, vehículos ligeros y con un motor inferior a los 1.050 cc, con lo que su coste es inferior al de un todoterreno o un buggy. Este tipo de autos «son más accesibles para aquellos pilotos que no disponen de patrocinadores potentes», justifica la organización. Así, diez vehículos de este tipo se disputarán uno de los cinco títulos en juego, junto al de motos, coches, camiones y cuatriciclos (quads).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Paraguay estrena una nueva categoría de coches en el Dakar