Plantear el partido más incómodo

Frenar el ritmo americano, cuidar el rebote y jugar con inteligencia son el camino a la final


En el deporte nada es imposible, y de ahí que los entrenadores consultados por La Voz coincidan en que, aunque no será fácil, España está en condiciones de darle la vuelta a la tradición y vencer a Estados Unidos en la pelea por el billete para la final olímpica. Frenar el ritmo americano, cuidar el rebote defensivo y ofensivo y jugar con intenligencia son las claves que Moncho Fernández (Obradoiro), Tito Díaz (Básquet Coruña) y Diego Ocampo (Joventut) apuntan como el camino a seguir. 

Lo primero

Mentalidad e intensidad. ¿Dónde se cimienta una victoria frente a Estados Unidos? Pues en la cabeza. Así lo entiende Moncho Fernández, que subraya que «Lo primero es pensar que se le puede ganar, y en ese aspecto nuestros jugadores creo que piensan que se puede hacer». A partir de ahí, «hay que igualar el nivel de intensidad y dureza con los que se juegan los 40 minutos, olvidarse del tema arbitral», añade Diego Ocampo, que también ve vital «no dejarles jugar fácil». Evitar que los americanos se sientan cómodos y sobre todo controlar el rebote ofensivo y defensivo son el camino que lleva a la final, coinciden los técnicos. 

Defensa

Que jueguen incómodos. Para Díaz, si los de Scariolo quieren frenar a los americanos, lo primero que deberán hacer es «tener el dominio de la pintura que tuvo Gasol ante Francia, sobre todo en defensa y el rebote entre Gasol, Mirotic y Felipe. Hay que cuidar el nivel defensivo y de rebotes, no dejar que jueguen cómodos y aguantar el uno contra uno». Bajo la lupa de Moncho Fernández, «en defensa España en los últimos partidos está rindiendo a un nivel altísimo y tácticamente está ofreciendo variantes que obligan al rival a pensar, así que creo que deben seguir en ese camino variando la disposición defensiva individual combinándola con la defensa en zona». Todo, enfocado a que los americanos no se asienten y no puedan ejecutar el partido que tienen en mente. «Dominar el ritmo defensivo y ofensivo. No dejarles jugar cómodos y romper sus parciales con buenas defensas y con el uso de faltas es clave. Que no haya un parcial 10-0 porque es donde ellos se crecen y rompen los partidos. Hay que tener un buen balance defensivo, controlar el rebote y no dar canastas fáciles», enumera el entrenador del Joventut.

En ataque

La vía de la paciencia. Ocampo recuerda que ante EE.UU. no hay canastas fáciles. Los australianos, ejemplifica, apostaron por «seguir jugando a través de manos a manos, puertas atrás. Hay que jugar bien sin el balón, jugar bien con los bloqueos directos e indirectos, jugar por detrás de la defensa y trabajar bien para recibir. Porque si te metes en un juego de poca calidad sin el balón, te van echando fuera». Lo que Tito Díaz quiere de España esta tarde es ritmo. «Poder jugar con alegría, que a España le va muy bien, y tener acierto en los tiros. Si no hay tiros claros, hay que jugarles un poquito largo». Para Moncho Fernández, Serbia y Australia ya dejaron ver cuál es el camino a seguir. «No hay que jugarles a lo que ellos quieren. Ellos sufren más cuando hay un juego de pases, cuando el balón cambia de lado varias veces y cuando se les obliga a defender ese juego al que no están acostumbrados. Porque ese juego es diferente al de la NBA». Obligarles a defender situaciones a las que no están habituados y tener un buen día de cara al aro es clave. Y los tiros de tres pueden ser determinantes, añade Ocampo. 

Las armas

Táctica y veteranía. A ojos de Tito Díaz, hay un aspecto en el que España supera a su rival de semifinales: la organización. «El baloncesto de Scariolo puede tener un punto más de disciplina táctica» y esa puede ser una buena arma para un equipo que ha ido de menos a más en el torneo. «Está ganando en acierto, intensidad defensiva, frescura y alegría. Cada vez se les ve más cómodos», dice el técnico arousano. Ocampo también ve en la veteranía de los españoles una ventaja. «Son sobre todo gente experimentada y eso les lleva a controlar bastante la situación. Y además, están súper motivados». Si algo le transmite la selección a Moncho Fernández, «es confianza. El gen competitivo que tiene nuestra selección es altísimo». 

Gasol

Una figura clave. Los técnicos alaban todo el bloque americano, con jugadores como Durant, Carmelo o Paul George a la cabeza. En España Pau Gasol es el referente y los preparadores coinciden en que si finalmente no puede jugar, será una baja muy importante. No solo por juego, sino por liderazgo. A ninguno de ellos les extrañaría que el catalán forzase.

«No va a ser un partido de fiesta, sino que vamos a intentar ganarlo», explica Navarro

Juan Carlos Navarro, uno de los jugadores más veteranos de la exitosa selección de baloncesto de España, aseguró que su equipo no piensa tomarse como «una fiesta» el duelo ante Estados Unidos en las semifinales de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, sino que va a «intentar ganar».

«Cuando juegan a campo abierto es un equipo muy físico, que coge alas. Eso habrá que vigilarlo. Pero, en definitiva, vamos a intentar hacer nuestro partido, con mucha cabeza. Hay otras selecciones que han estado muy cerca y por qué no lo vamos a hacer nosotros», advirtió el jugador del Barcelona.

«Venimos aquí a intentar ganar, nos merecemos estar en semifinales. Y ellos también. No va a ser un partido de fiesta, sino que vamos a intentar ganarlo», advirtió el escolta de 36 años. Junto a Pau Gasol, Navarro es emblema de un equipo que fue subcampeón en los dos últimos Juegos Olímpicos, donde cayó en la final precisamente ante Estados Unidos.

Reyes: «Nosotros no les tenemos miedo y supongo que ellos nos tienen respeto»

El pívot de la selección española Felipe Reyes aseguró que España afronta «sin miedo» el duelo de semifinales que le mide con Estados Unidos, aunque como advirtió, para poder «sorprender» al conjunto norteamericano los de Scariolo tendrán que hacer un partido perfecto. «Nosotros no les tenemos miedo y supongo que ellos nos tienen respeto por cómo han ido los últimos partidos, pero aún así siguen siendo Estados Unidos, la selección más fuerte, la máxima favorita al oro y si queremos ganarles tenemos que hacer un partido perfecto», señaló Reyes.

En este sentido, el jugador español aseguró que será clave no perder nunca la concentración y, sobre todo, no «bajar nunca los brazos», aunque Estados Unidos pueda distanciarse en el marcador. Tenemos que intentar parar su ritmo, que no corran tanto, y sobre todo, no venirse abajo aunque te cojan una ventaja de varios puntos», concluyó el jugador del Real Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Plantear el partido más incómodo