La cabeza, nuestra parte más vulnerable


Vaya susto! Las imágenes del accidente de Fernando Alonso en Australia reabren el debate sobre la seguridad de los monoplazas y los circuitos. Desde el fatídico accidente de Ayrton Senna las tragedias en pista se han minimizado debido a la gran evolución de las medidas de seguridad, medidas como el Hans o las mayores escapatorias en los trazados han incrementado el nivel de seguridad exponencialmente.

?Desde mi punto de vista, creo que toda medida de seguridad que nos proteja es poca, ya que al fin y al cabo somos nosotros, los pilotos, los que nos jugamos el tipo cada vez que nos subimos a un coche de carreras a esas velocidades, sé que el riesgo va emparejado con esta profesión, pero creo que minimizarlo al máximo es una tarea de todos.

?Uno de los factores que más influyen en la seguridad son las escapatorias en los circuitos. Para muchos, estas grandes escapatorias le quitan emoción y espectáculo a las carreras, pero de no ser por ellas en la curva del Albert Park, ¿qué habría pasado con Fernando? Si llega a haber un muro ahí en vez de una escapatoria no me quiero ni imaginar las consecuencias del golpe sufrido, se me pone la piel de gallina solo con pensarlo.

?El nuevo instrumento conocido como Halo, que cubriría y protegería nuestras cabezas, está siendo criticado duramente por algunos. Sinceramente creo que es una medida de seguridad muy útil, y que posiblemente hubiera sido suficiente para salvar la vida del malogrado Jules Bianchi, pero pese a las criticas y la posible falta de visibilidad que nos ocasione, creo que debería perfeccionarse antes de implantarse, ya que como dijo Mark Webber «una vez que has llevado el ataúd de un compañero, no quieres hacerlo nunca más», en referencia al fallecimiento de Justin Wilson en un accidente en la Indycar americana.

?Solo me queda pensar que necesitamos buscar soluciones, la parte mas vulnerable es nuestra cabeza, ya que el resto del cuerpo va dentro del cockpit y la verdad es que es muy complicado que pase algo, ya que es prácticamente indestructible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cabeza, nuestra parte más vulnerable