Peleteiro y Okutu, saltos de oro

Los dos gallegos, campeones de España en pista cubierta

Efe

redacción / la voz

El sector de los saltos le dio a Galicia su dos primeras medallas en el campeonato de España absoluto de atletismo bajo techo que se disputa en el centro deportivo Gallur de Madrid. Ambas de oro. Ana Peleteiro sumó su segundo título en el triple salto y Jean Marie Okutu se hizo con su cuarto título consecutivo indoor. Desde el 2013 nadie lo ha podido bajar de lo más alto del cajón.

Ana Peleteiro logró su segundo título de campeona de España absoluta de triple salto. El primero había sido dos años atrás, en el 2014. La barbanzana ganó el concurso con autoridad después de firmar un nulo en el primer salto, que, de haber sido válido, le habría llevado con toda probabilidad por encima de los 14 metros.

Ese nulo no le intimidó, y a la gallega le bastaron los dos siguientes saltos para dejar fuera de combate a Patricia Sarrapio, trece años mayor que ella, durante mucho tiempo dominadora de la disciplina y su actual compañera de entrenamientos, ya que también está dirigida por Juan Carlos Álvarez. Ana hizo 13,60 metros al segundo intento y 13,80 al tercero, que terminó por ser su mejor salto, el que le aseguraba el oro. Porque a continuación firmó un cuarto de 13,74 y los dos últimos ya fueron nulos.

«Estaba para hacer mínima (14,30 para el mundial bajo techo de Portland) porque estoy bien físicamente, entrenando bien, pero quizá las ganas de hacerlo bien y el hecho de que fuera la última oportunidad para hacerla, me ha hecho competir un poco acelerada», declaró a EFE la barbanzana, que considera que al aire libre conseguirá la mínima olímpica para participar en los Juegos de Río, que es de 14,15. «Espero estar allí, es el sueño de todo atleta», afirmó.

Jean Marie Okutu dominó el concurso de principio a fin, pero le faltó un salto largo para adornar el triunfo y acercarse a los ocho metros. El marinense comenzó su actuación saltando 7,49 metros, distancia que solo mejoró en el quinto intento, en donde se aseguró el oro al volar hasta los 7,68 metros. Fue en el mismo salto en el que Fernando Ramos le dio un poco de emoción a la prueba al colocarse a siete centímetros del ganador. No obstante, la victoria gallega nunca corrió peligro.

Aunque hay que tener en cuenta la ausencia de Eusebio Cáceres, el gran dominador de la disciplina en España, el cuarto título consecutivo de Okutu está cargado de mérito porque, entrenando en casa, el marinense ha sido capaz de asentarse entre los mejores de una disciplina tan compleja y de paso se ha confirmado como un clásico en las citas internacionales.

Solange y Belén Toimil

Para esta mañana las principales opciones de medalla para Galicia pasan por el 1.500 con Solange Pereira y el peso con Belén Toimil. La canguesa fue la mejor de la tercera serie y su objetivo es revalidar el título conseguido el año pasado, con Montse Más e Isabel Macías como rivales. En la final también estará la tudense Leticia Fernández. La mugardesa es clara candidata a la plata teniendo en cuenta que Úrsula Ruiz por el momento sigue intratable.

Récords gallegos para Mauro Triana y Paula Iglesias

La participación gallega en la primera jornada del campeonato de España de atletismo también registró dos récords autonómicos. Uno absoluto, de Mauro Triana, que rebajó su propia plusmarca de los 200 metros dejándola en 21s 60c, registro que hoy mismo podría jubilar en la final, y otro júnior, que databa de 35 años atrás. Lo batió la coruñesa Paula Iglesias en los 400 metros con un tiempo de 56s 56c, rebajando en cuatro centésimas la marca que había logrado en su día Teresa Rojas (56.60).

Triana bajó su propio récord en la serie matinal en una buena carrera que le llevó a una semifinal que se había puesto muy cara por los tiempos que firmaron la mayoría de los participantes. Mauro hizo 21s 60c, rebajando en cinco centésimas su anterior registro, que tan solo tenía dos semanas de vida. Por la tarde, en la semifinal, no tuvo suerte por la calle y acabó entrando con holgura en la final de esta mañana, pero sin poder rebajar de nuevo su marca. Algo que podría suceder hoy, ya que partirá por la calle cinco en una carrera con un gran nivel, lo que unido a su buen estado de forma y a la pista madrileña, una delicia para los atletas, podrían depararle un nuevo récord, algo más factible que entrar en la lucha por las medallas según José Carlos Tuñas, su entrenador.

Paula Iglesias, coruñesa del Riazor, fue la otra plusmarquista gallega del día. En este caso su registro fue en categoría júnior en una carrera en donde incluso pudo mejorar la marca que finalmente firmó: 56s 56c. El registro significó jubilar a la marca más longeva del atletismo gallego en júniores, que databa de 1981, cuando Teresa Rojas corrió los 400 metros en 56s 60c en París. De hecho, era la única marca de los años ochenta que seguía vigente en el ránking.

Paula Iglesias tiene como entrenadora a su madre, Margot Garnelo, responsable del sector de velocidad de la FGA en su día, y que se encarga de la preparación de una de las principales esperanzas del atletismo femenino gallego en pista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Peleteiro y Okutu, saltos de oro