Cerezo y la violencia


Desde aquel trágico 30 de noviembre, España se metió en una carrera alocada por convertirse en la campeona mundial de la lucha contra la violencia. Cardenal y Tebas impulsaron una serie de medidas para acabar con los ultras. Cómo no, en ese camino se encontraron con un Villar que no estaba dispuesto ni siquiera a posar para una foto que tenía un valor simbólico incalculable, la de los máximos responsables del fútbol español unidos en una lucha tan noble como inexcusable.

Tres meses después, nos hemos leído muchos informes sobre los cánticos en los estadios. Los insultos que siempre retumbaron en los campos iban a desaparecer porque habría tolerancia cero, con fuertes multas y cierres de gradas, cuando no otras medidas más drásticas. Pues bien, que haya trascendido, no acaba de germinar ningún expediente en la Federación, que es quien ha de sancionar. Parece que aquello que denuncia la Liga acaba en una papelera de la Federación. Lo que viene de Tebas, Villar lo ningunea.

Y en todo este proceso, hay otro personaje que se ha escapado de rositas. Mientras en A Coruña se acumulan las denuncias por cánticos de sus ultras y hubo que dar explicaciones por un minuto de silencio, Enrique Cerezo tiene licencia para decir lo que le venga en gana. «El Frente Atlético siempre es bienvenido en el Calderón», dijo el presidente colchonero sin que se le haya abierto expediente alguno. Por su contenido y por quien y cuándo lo dijo, ha sido una de las acciones más censurables de cuantas se han realizado desde la muerte del ultra. Cerezo engañó a todos haciendo ver que luchaba contra la violencia. Declaró en una rueda de prensa, con la compañía de Tino Fernández, que lo que sucedió no tenía que ver con el fútbol. Más tarde, dijo que expulsaba a sus radicales sin ser verdad, al tiempo que el Deportivo cerraba la grada de los Blues y se quedaba en solitario en sus medidas contra la barbarie. Cerezo no hizo nada y se rio de todos, incluido el Deportivo. Pero nadie le pasa facturas. Y, lo que es peor, hay una corte mediática que le ríe todas las gracias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cerezo y la violencia