Demasiado Murcia para el Celta B

La eficacia y velocidad del rival decantaron la balanza


VIGO / LA VOZ

El Celta no pudo revalidar la gesta de la ida y cayó ayer en Barreiro ante un Murcia que supo jugar sus cartas y sacar más partido a sus ocasiones que los de Javi López. El conjunto vigués dominó el juego en el primer acto, pero sucumbió ante un rival que exhibió un fútbol directo y una gran rapidez en las contras que al final resultó decisiva.

El partido empezó disputado, con ocasiones para ambos equipos. Acciari, que fue una pesadilla para el ataque celeste, protagonizó la primera para los de Aira, respondida poco después por un remate de Jordan que tampoco pasó a mayores.

El Celta B trataba de exhibir su fútbol de toque ante un Murcia que se sentía cómodo esperando y que, poco a poco, empezaba a enviar avisos a la meta defendida por Óscar Santiago. La imprecisión de la zaga céltica y la presión ejercida por el Murcia daba sus frutos y un gol anulado por falta en ataque de Rubén Sánchez sobre Pablo Crespo era solo un aperitivo de lo que vendría después.

Los locales acusaban su falta de verticalidad. Salían una y otra vez desde atrás, pero les costaba demasiado avanzar metros ante la presión ejercida por el Murcia. A eso se unió la falta de puntería en un cabezazo que Casas envió a las manos de portero y un remate de Javi Rey que sacó un activo Acciari. Un fuero de juego de Borja Iglesias completó las ocasiones más claras de los vigueses en todo el partido.

El conjunto murciano aprovechó una rápida contra para que Javi Flores enviara un balón al palo. Seguía advirtiendo el rival, valiéndose de la rapidez de Jairo y Rubén por las bandas, y el peligro se materializó, de nuevo de la mano de Flores, a falta de cinco minutos para el paso por vestuarios. Ponía el 0-1 en el marcador y el partido se ponía ya demasiado cuesta arriba para el Celta B.

En la segunda mitad, los de Javi López salieron con ganas de intentarlo, pero se encontraron con un Murcia que, una vez conseguida la ventaja en el marcador, no estaba dispuesto a dejarla escapar. Pero tampoco daba muestras de querer más, por lo que se dedicó a estar bien plantado en su campo e intentar trabar al máximo el partido recurriendo incluso a las pérdidas de tiempo como la que le costó una tarjeta a Jairo.

Y pese a que el Murcia apenas buscaba el gol, lo encontró por medio de Gerard y tras un error del meta céltico a falta de media hora. Acto seguido, una dura entrada le costó la roja a Borja Domínguez y, ya en inferioridad, nada pudieron hacer los vigueses por sobreponerse.

Arriesgó Javi López con los cambios, pero tampoco las entradas de Javi Qué -que tuvo la más clara del filial en la recta final- y Thaylor sirvieron para acortar distancias. Los célticos quedan a cuatro puntos de la promoción de permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Demasiado Murcia para el Celta B