Una victoria de las que se cotizan

El Obradoiro disfruta de la gesta de Badalona a la espera del Tenerife


Santiago / La Voz

Las matemáticas dicen que todas las victorias puntúan lo mismo en la clasificación. Pero las sensaciones valoran con otra escala. Y los modestos saben bien lo que cuesta un triunfo. El domingo, Moncho Fernández lo decía al acabar el partido ante el Joventut: «Para nosotros cada victoria es como un título y estoy contento por haber ganado en Badalona pero, sobre todo, por haber ganado».

Una semana antes, a la conclusión del partido entre el Obra y el Gipuzkoa Basket, dos de los protagonistas coincidían en su análisis. Doblas se iba con la decepción de una oportunidad perdida: «Fuera de casa es muy difícil ganar partidos si vas siempre diez abajo». Y Chagoyen, desde la otra orilla, apuntaba: «En esta liga ganar un partido es complicadísimo. Cada triunfo hay que disfrutarlo».

En Badalona el Obradoiro asaltó una cancha que siempre se le había resistido en sus visitas anteriores. Y lo hizo remontando una desventaja que llegó a ser de dieciséis puntos.

En la tabla en la que cuentan las sensaciones, ese triunfo tiene cotización de Ibex 35: el equipo lo logró en una plaza muy complicada, ante un rival que empezó el curso en sexta y después de diecisiete minutos de partido en los que muy pocos hubiesen apostado por la casilla blanca porque la contienda tenía un acusado color verdinegro.

El Obradoiro Rio Natura Monbus recortó poco antes del descanso para dejar en siete puntos la diferencia en el marcador. Le dio la vuelta al partido en la última posesión del tercer cuarto con un triple de Adam Waczynski en posición forzada. Y ya no soltó la iniciativa en el electrónico en el último acto.

La perspectiva del calendario

Otra perspectiva que le da valor añadido a la victoria es la que da el calendario. En las seis últimas jornadas de la primera vuelta y en las últimas seis de la fase regular, cuatro de los rivales serán el Real Madrid, el Barcelona, el Unicaja y el Baskonia. Para muestra, el Gran Canaria, que ganó con suficiencia al Obradoiro en la segunda jornada pero ha cedido en las otras tres ante los colectivos de Laso, Xabi Pascual y Joan Plaza.

No obstante, Moncho Fernández es de los que evita especular y opta por poner toda la atención en el compromiso más inmediato

Un repaso a la pasada campaña sirve para recordar que el Obra es a menudo difícil de descifrar. Solo ganó tres de sus primeros diez partidos, alcanzó su quinto triunfo en la jornada decimosexta y ahí encadenó seis partidos ganados del tirón.

Sea como fuera, el balance actual es de tres encuentros superados con éxito y una derrota. Y para poner también en valor triunfos como el del estreno ante el Manresa, no hay más que echar la vista a este fin de semana y revisar el expediente del colectivo de Pedro Martínez ante un Andorra que llegaba lanzado tras sorprender al Baskonia.

El Obra disfruta de la gesta de Badalona pero sin tiempo para recrearse, ya que el domingo le espera un rival de marcada vocación ofensiva, un Tenerife que cuenta por victorias su dos desplazamientos. Doblegó al Sevilla, 87-96, y al Estudiantes, 66-79

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Una victoria de las que se cotizan