Leo Messi, un cromo para el Balón de Oro

La designación de Messi como el mejor del Mundial ha levantado ampollas


Redacción / La Voz

La elección de Lionel Messi como Balón de Oro del Mundial ha generado un agrio debate. El argentino cuajó un torneo de más a menos. Y, pese a que portaba el brazalete de capitán de la albiceleste, incluso Mascherano le arrebató el liderazgo en el equipo. Finalmente, el pasado y el renombre del jugador han podido pesar demasiado en la designación.

¿Deciden los patrocinadores?

Adidas esponsoriza el premio del Balón de Oro. Y la marca alemana tiene en Messi a uno de sus mayores reclamos publicitarios. Una vez que la pulga recogió el galardón, las suspicacias sobre el impulso que le podría haber dado la firma no tardaron en sucederse. Intereses comerciales podrían haber elevado al argentino a lo más alto del podio individual. No obstante, ninguna de las suspicacias generadas ha podido ser demostrada.

Romario fue el último jugador que ha conseguido el Balón de Oro y el título mundial. Fue en Estados Unidos, en 1994. Después, le sucedieron Ronaldo, Kahn, Zidane y Forlán, todos subcampeones, excepto el uruguayo, que acabó tercero.

¿Influyó la mano de Grondona?

Julio Grondona (Avellaneda, 1931) es, desde 1979, presidente de la AFA (Asociación del fútbol argentino). También ostenta el cargo de vicepresidente de la FIFA. Algunos han relacionado la elección de Messi como mejor jugador del Mundial con las influencias de su compatriota. Grondona ha asegurado que se retirará en 2015 y, a falta de que la albiceleste consiguiese el título, podría haber impulsado la distinción de la pulga. Nada está probado, si bien el presidente de la AFA manifestó en su momento que nunca había visto «algo como Messi, en todos los sentidos».

¿Qué rendimiento ha ofrecido en Brasil?

La temporada 2013-2014 no será recordada, ni mucho menos, como la mejor de Messi. En el Mundial de Brasil, el capitán argentino cuajó una actuación de más a menos. En la fase de grupos, fue una de las piezas clave del equipo. Marcó cuatro tantos ante los combinados de Bosnia, Irán y Nigeria, y contribuyó a que la albiceleste avanzase sin contratiempos hacia las eliminatorias. Después, casi desapareció. Dejó algunos destellos contra Bélgica y poco más. En los cuatro últimos encuentros del campeonato, no firmó ningún gol. Ni marcó las diferencias, ni fue desequilibrante. Y su capacidad de sacrificio ha sido puesta en entredicho en más de una ocasión.

¿En qué otros jugadores podría haber recaído la distinción?

El Mundial de Brasil no ha tenido un dominador claro en el ámbito individual. James Rodríguez o Arjen Robben fueron dos de los destacados, si bien ninguno de ellos alcanzó la final. En el caso de Alemania, varios de sus futbolistas destacaron durante el torneo. Neuer, pieza clave, recogió el Guante de Oro. Y otros como Müller o Kroos tal vez realizaron tantos o más méritos que Messi en la carrera por ser declarados los mejores del campeonato.

¿Qué le pasa al futbolista?

El estado de Messi es una incógnita desde hace meses. Después de la lesión que le hizo perderse el tramo final de la temporada 2012-2013, no ha vuelto a ser el mismo. Las hipótesis sobre el bajón que ha experimentado se han sucedido de una manera interminable. A lo largo de la última campaña, se especuló con la posibilidad de que se estuviese reservando para el Mundial. Pero, por lo visto en Brasil, la argumentación se antoja descabellada. En anteriores cursos, la pulga acumuló una enorme cantidad de partidos durante un período muy corto de tiempo. Su voracidad y sus presuntos malos modos cuando se optaba por darle un descanso le convirtieron, en opinión de algunos, en el niño mimado del Barcelona. Además, lo ha ganado casi todo. A sus 27 años, su reflejo sobre el césped es el de un futbolista más veterano.

También ha protagonizado varios episodios de vómitos sobre el césped que han generado gran cantidad de interrogantes. Algunos achacan sus padecimientos al mal trago que pasó por los problemas fiscales en los que se vio involucrado por las acciones de su padre. Otros buscan las razones en que, en su momento, recibió tratamiento a base de hormonas de crecimiento. Pero esto no debería acarrear efectos secundarios. También se habla de un posible declive físico prematuro.

¿Tendrá oportunidades de resarcirse?

Messi tiene el título mundial entre ceja y ceja. Posiblemente, afrontará su próxima oportunidad en Rusia, en 2018. Pero la tendencia a la baja que ha descrito los últimos meses ha arrojado infinidad de incógnitas sobre las posibilidades que tiene de recuperar su mejor nivel. En el próximo campeonato, tendrá 31 años y se presupone que habrá perdido velocidad, potencia y explosividad. Si bien, podrá evolucionar en entendimiento del juego.

¿Le pueden pesar las comparaciones con Maradona?

La sombra de Maradona es muy alargada. Llevó a la selección argentina a lo más alto en 1986 y estuvo a punto de repetir en 1990. El barrilete cósmico fue elevado a la categoría de semidiós en su país y los aficionados ansían que Messi supere el legado de Diego. No obstante, a pesar de que la pulga puede superior en algunas facetas del juego, jamás ha tenido el carisma de Maradona. El pelusa siempre aparecía cuando se le necesitaba. En el caso de Leo, ha generado más expectativas que realidades en sus comparecencias en mundiales.

¿Qué piensa Joseph Blatter de la designación?

Joseph Blatter, presidente de la FIFA, aseguró estar «sorprendido» por la designación de Messi como Balón de Oro. En Brasil, los periodistas fueron excluidos de la votación. Solo intervinieron exentrenadores y exjugadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Leo Messi, un cromo para el Balón de Oro