La Super Bowl, mucho más que un partido de fútbol americano

Como en otras ediciones, el himno, los anuncios y el espectáculo del intermedio acaparan gran parte de la atención


Redacción

Justo cuando el domingo de paso al lunes, en ese mismo minuto, se paralizará al completo Estados Unidos y un gran número de gente del resto del planeta. El motivo, seguir con atención el desarrollo de uno de los acontecimientos deportivos más universales. Como cada año, la retransmisión de la Super Bowl se colará en millones de televisores. En esta ocasión, los dos equipos que lucharán a cara de perro por levantar el trofeo Vince Lombardi son los Seahawks de Seattle (que derrotaron en la ronda previa a los 49ers de San Francisco) y los Broncos de Denver (que se deshicieron de los Patriots de Nueva Inglaterra). La expectación es tal que el precio de las entradas oscila desde los 1.643 dólares hasta los 25.500.

En Galicia se le prestará especial atención desde el concello de Teo. En España solo podrá seguirse el partido en directo a través de Canal+, pero el acontecimiento más seguido del mundo (tras la final del Mundial de fútbol y algunos picos en los Juegos Olímpicos) será retransmitido en más de 200 países. En algunos, ni siquiera conocen la forma oval de la pelota con la que se practica el fútbol americano, pero precisamente aquí reside uno de los grandes secretos de este deporte en lo que el deporte, en muchos casos, es lo de menos. Todo el circo que lo rodea lo ha devorado hasta el punto de que lo que en su día se creó a su alrededor para acompañarlo, ha alcanzado tal trascendencia que para un enorme número de espectadores se ha convertido en lo sustancioso. El vencedor, lo de menos.

La cantante de ópera Renée Flemming interpretará el himno nacional antes del arranque del partido y Bruno Mars, con la colaboración de la banda Red Hot Chili Peppers, se encargará de mantener distraído al personal del MetLife de Nueva Jersey. Otro de los aspectos con más trascendencia es el de los anuncios que se emiten durante el intermedio, que se encuentran siempre entre los más esperados y caros de todo el año. Las multinacionales pujan sin reparo con el objetivo de mostrar sus productos a ojos del mundo. En esta ocasión, algún comercial ya ha alcanzado darse a conocer una semana antes de que se dispute el partido. Es el caso del protagonizado por Scarlett Johansson. La actriz de Lost in Translation o de Match Point ha desatado las críticas en internet tras protagonizar un anuncio de la empresa israelí Sodastream, cuya sede está localizada en los asentamientos de Cisjordania. Scarlett Johansson, que promociona una máquina para hacer bebidas gaseosas en casa, ha visto como la polémica puede hacer saltar por las aires la imagen solidaria y altruista que hasta ahora había tenido.

Frío y posibilidad de nieve

En esta edición, a los aspectos habituales de los anuncios, el espectáculo del descanso, y el intérprete del himno, hay que añadir el de la climatología. Los estadounidenses están preocupados por las bajas temperaturas que se pueden alcanzar durante el desarrollo del partido. Y es que no está descartado que la nieve haga acto de presencia y amenace uno de los días más señalados en el calendario del país. La polémica es que por primera vez en muchos años la Super Bowl se disputará en esta fría época del año, en un estadio sin la posibilidad de cubrir su techo.

Parece que a medida que se acerca el día del partido los partes meteorológicos de Nueva Jersey son más optimistas. A cuatro días del partido, los hombres del tiempo apuntan a que el encuentro se desarrollará entre los seis y los menos tres grados centígrados.

Manning no piensa en la retirada

Pero el aspecto deportivo tampoco se puede dejar de lado. Sin duda, uno de los papeles protagonistas está reservado para Peyton Manning, el veterano quarterback de los Broncos de Denver (37 años), que afirmó que no piensa en la retirada y que solo está centrado en conseguir el triunfo para el equipo que dirige desde dentro del terreno de juego. Manning tiene la posibilidad de convertirse en el primer jugador en este puesto estrella en lograr el anillo de campeón con dos camisetas distintas.

«Ciertamente cambió mi carrera hace dos años con la lesión, nuevo equipo, así que honestamente he estado trabajando año por año, por lo que no tengo planes más allá de este partido», respondió Manning. «No tenía planes antes de la actual, pienso que es un perfil saludable hacia tu carrera en esta etapa», aseguró a su llegada a Nueva Jersey.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Super Bowl, mucho más que un partido de fútbol americano