Cavendish gana su cuarta etapa y Nibali continúa líder

Wiggins tuvo que abandonar y ya piensa en el Tour aquejado de una infección pulmonar


El británico Mark Cavendish (Omega Pharma) se impuso por cuarta vez en la línea de meta de este Giro de Italia, este viernes en una llegada al sprint, donde ya no estuvo su compatriota Bradley Wiggins (Sky), que abandonó por la mañana.Tras la 13ª etapa de este viernes, con final en Cherasco (noroeste), el italiano Vincenzo Nibali (Astana) mantuvo la maglia rosa de líder de la general, en la víspera de que el pelotón pase a los exámenes de la alta montaña. Wiggins había renunciado a continuar por sus problemas de salud, en un día donde también abandonó antes de la etapa el defensor del título, el canadiense Ryder Hesjedal, también por enfermedad.

Cavendish, que ya había sido el más rápido en la llegada al sprint del jueves en Treviso, lideró el podio del día, por delante del italiano Giacomo Nizzolo y del esloveno Luka Mezgec, segundo y tercero, respectivamente. El australiano Brett Lancaster acabó cuarto, por delante del italiano Elia Viviani. Los principales candidatos a la victoria final entraron con el pelotón, con el mismo tiempo que el ganador del día, por lo que las diferencias arriba permanecen sin cambios. Nibali continúa con una ventaja de 41 segundos sobre el segundo, el australiano Cadel Evans, y con 2:04 de margen sobre el tercero, el colombiano Rigoberto Urán, la gran baza del Sky tras el adiós de Wiggins.

En esta etapa, la más larga de la prueba (254 kilómetros), una escapada de siete hombres (Boem, Bak, Lastras, Ermeti, Ludvigsson, Andrioto, Hondo) marcó la carrera ya desde el kilómetro 21. El pequeño grupo llevó su ventaja provisional hasta casi 14 minutos en el kilómetro 70, antes de que los compañeros de equipo de Mark Cavendish y de Matt Gross la redujeran a menos de dos minutos, a 60 kilómetros para el final. El español Pablo Lastras, que se resistió junto al danés Lars Bak y el italiano Nicola Boem, fue alcanzado a falta de 15 kilómetros por un grupo que había partido al contraataque. En el final, el italiano Giampaolo Caruso llegó a destacarse a 6,5 kilómetros para meta, pero fue alcanzado a falta de 1.500 metros, víctima de la interminable recta final (4 km) que lleva a Cherasco.

Cavendish, que el martes cumplirá 28 años, fue finalmente el más rápido, haciendo valer una vez más su potencia y velocidad en los últimos metros. Es su 14ª victoria de etapa en cinco participaciones en el Giro, desde 2008. En su palmarés cuenta también con 23 etapas ganadas en el Tour de Francia y con tres en la Vuelta a España. El sábado, el Giro llega a la alta montaña con la 14ª etapa, de 168 kilómetros entre Cervere y Bardonecchia. La meta estará situada en Jafferau, al final de una subida con fuerte desnivel de 7,3 kilómetros (al 9%), donde el mítico campeón belga Eddy Merckx se impuso en la anterior llegada allí, en 1972.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Cavendish gana su cuarta etapa y Nibali continúa líder