Ventisiete equipos españoles se han acogido a la Ley Concursal

El pionero en acogerse a este sistema de «liquidación» de pagos fue la Unión Deportiva Las Palmas en el 2004


Redacción / La Voz

Los millonarios gastos en fichajes que asumen los clubes de fútbol en España sumados al contexto económico en el que se encuentra el país han derivado en una situación explosiva que sacude a todas las entidades. La deuda generada en los equipos, más sonada si cabe en clubes modestos, ha llevado a una situación de empobrecimiento solo remediada con la denominada Ley Concursal. En los casos en los que una persona física o jurídica no puede hacer frente a sus deudas tiene la opción de acogerse al Concurso de Acreedores.

El Deportivo,de acogerse a este sistema, será el último al que sus deudas han obligado a acogerse a esta medida. Por delante un largo y complicado proceso del que el Deportivo podrá salir reforzado o gastar su último cartucho.

En la Liga Española el pionero en acogerse a este sistema de «liquidación» de pagos fue la Unión Deportiva Las Palmas en el 2004. El conjunto insular consiguió rebajar su deuda de 66 millones de euros a 21. El Sporting de Gijón fue el segundo club en acogerse a ley concursal ya que acumulaba una deuda de 50,7 millones de euros que se vio reducida en casi 30 millones después de las negociaciones, llegando a protagonizar un hecho insólito en el fútbol español como fue el despido de Álvaro y Blin, dos jugadores de la primera plantilla.

El Celta, en el 2008, ya con Carlos Mouriño al frente de la entidad, se acogía al Concurso de Acreedores. La medida en el caso celeste tuvo alguna peculiaridad, ya que en su caso debía renegociar la deuda con Caixanova y Hacienda. La junta directiva trataría de que tanto la entidad financiera como el ente público condonaran parte de la deuda o bien aplazaran pagos pendientes, con el visto bueno del administrador concursal. La peculiaridad en el Celta fue el caso de Horacio Gómez. Él se convirtió en el primer expresidente de un equipo de fútbol que se acogía al concurso de acreedores que fue declarado culpable por la administración concursal y la fiscalía.

La Ley Concursal se ha convertido en el salvavidas de los clubes, eso sí, ante las pérdidas millonarias de sus acreedores, que han tenido que perdonar mucho dinero por obligación. Es decir, los clubes han encontrado en la suspensión de pagos la manera para dejar de atender deudas de forma inmediata por muchos millones de euros.

Hasta el mes de marzo del presente año eran 752 millones lo que los equipos españoles de Primera y Segunda división debían a Hacienda. Desde su existencia, un total de veintisiete equipos se han acogido a la Ley Concursal desde que se estableciese en el 2004. En la actualidad, entidades como Betis, Real Zaragoza o Rayo Vallecano compiten en Primera División con cierta normalidad a pesar de estar inmersos en pleno Concurso de Acreedores. En el extremo contrario, históricos como el Racing de Santader deambulan sin rumbo en la categoría de plata con un futuro incierto. Un paso atrás que han tenido que dar muchos pero que ha servido a algunos para coger impulso y salir adelante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Ventisiete equipos españoles se han acogido a la Ley Concursal