Serio aviso a un Dépor sin ideas

El equipo coruñés encajó cuatro goles del Sporting en el trofeo Emma Cuervo


redacción / la voz

Incluso en pretemporada, cuando las tácticas siguen por ajustarse y las nuevas incorporaciones apenas conocen a sus compañeros, cuatro goles en contra se vuelven demasiados. El Dépor cayó con estrépito frente al Sporting de Gijón, recién descendido a Segunda, víctima de los dos agujeros negros de su plantilla. No había encajado gol alguno en Viveiro, en Vilalba y en Ponferrada, pero ayer acusó todos sus defectos: Aythami, el único central desde el inicio de la pretemporada debido a la lesión de Zé Castro, tuvo como pareja los primeros 70 minutos a Seoane, un lateral; mientras, en ataque, ni Riki ni Bodipo ofrecieron soluciones.

El Sporting monopolizó el primer cuarto de hora. Anotó dos goles y puso el partido cuesta arriba. Los goles padecieron el mismo mal, pues en ambos el cuadro gijonés sacó provecho de un vía libre por la izquierda coruñesa, donde el penúltimo fichaje Evaldo, más preocupado por atacar que por defender, se vio superado.

A los cinco minutos, Carmelo recuperó a pies de Jesús Vázquez y habilitó la carrera de Bilic, que cruzó ante Lux. Sin tiempo para enlazar un solo ataque, Trejo marcó el 2-0 en una acción calcada. El centro del campo, estático, no presionó y el mediapunta penetró por su hueco favorito para fusilar de nuevo la meta del Dépor.

Los blanquiazules necesitaron dos bofetadas para comenzar a hilar jugadas. André Santos en la creación y Saúl al disparo tomaron las riendas ante la portería rival. Los dos se unieron en el momentáneo 2-1, cuando el portugués llevó el balón a la frontal, donde el fabrilista Víctor se giró y el asturiano, con la izquierda, disparó a la red. El gol sirvió para igualar el choque y establecer los papeles a partir de entonces, con los coruñeses esforzándose por marcar el ritmo, mientras su rival se fiaba a las diabluras de Trejo, una auténtica pesadilla, al contragolpe.

La táctica le salió a las mil maravillas, pese a que tras el descanso el Dépor se plantaba en la frontal sportinguista, donde naufragaba una y otra vez. Un pelotazo desde su campo sirvió a Sangoy para marcar el tercero. Fue la acción más brillante del partido. Recibió en el área, le hizo un sombrero a Seoane, que jugó 70 minutos como central, y marcó.

Solo las acciones individuales de Pizzi animaron el tramo final, pero en otro contragolpe Sangoy, de nuevo, anotó el cuarto. Queda mucho que trabajar.

Goles: 0-1, min 5: Bilic. 0-2, min 12: Trejo. 1-2, min 21: Saúl. 1-3, min 68: Sangoy. 1-4, min 88: Sangoy.

Árbitro: Corral García. Amonestó a Bodipo.

Incidencias: Partido disputado en el campo Pepe Barrera de Ribadeo. Trofeo Emma Cuervo. Unos 3.000 espectadores en las gradas.

Lux, Laure, Seoane, Aythami, Evaldo; Jesús Vázquez, André Santos; Saúl, Juan Carlos, Víctor; y Bodipo. En el minuto 70 salieron Manuel Pablo, Insua, Uxío, Ayoze, Juan Domínguez, Álex Bergantiños, Bruno Gama, Pizzi, Valerón y Riki.

Juan Pablo; Pedro Orfila, Gregory, Sergio Fernández, Canella; Álex Barrera, Nacho Cases, De las Cuevas, Trejo, Carmelo y Bilic. También jugaron Landeira, Álex Menéndez, Ricardo, Mendy, Sangoy, Carmona, Sergio Álvarez, Cuéllar, Iván Hérnández y Guerrero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Serio aviso a un Dépor sin ideas