La ambición de Kobe Bryant

No dejó la oportunidad de exhibirse ante los Heat de LeBron y Wade


redacción / la voz

La resurrección de los Lakers. Ocho victorias en los últimos diez partidos, la última frente a Miami (93-83), uno de los claros candidatos al título, y con el Kobe Bryant más voraz de los últimos meses. Desde que se ha visto obligado a jugar con una máscara para proteger la nariz -sufrió una fractura en un encontronazo con Wade durante el All Star- está imparable: 104 puntos en tres partidos. Frente a Miami, anotó 33 (18 en el primer cuarto) y salió airoso de sus espectaculares duelos con Dwyane Wade y Battier.

Un triunfo convincente, porque los Lakers habían perdido en sus tres últimos enfrentamientos con los Heat y porque llega después de que el propio Kobe Bryant hubiera insistido en los días previos que la cita no era un capítulo más de una larga rivalidad entre LeBron James, estrella de los Heat, y él. «No es así», había afirmado, refiriéndose también al enfrentamiento con Dwyane Wade. «Es muy joven. Cuando llegué a la Liga él estaba en la escuela», dijo la estrella de los Lakers, quien, pese a tener solo tres años más que Wade, llegó a la NBA siete temporadas antes.

Kobe, máximo anotador de la NBA (28.9 puntos de promedio), ya ha conquistado cinco anillos, de ahí que se refiera a que «en este punto en que nos encontramos, en términos de lo que me falta para completar mi carrera, mis rivales ya dejaron de jugar», en alusión a Magic Johnson y a Michael Jordan, el primero con cinco anillos, siempre con los Lakers, y el segundo con seis.

Cuartos en el Oeste

Lo cierto es que frente a los Heat, Kobe se tomó en serio el partido y lideró a unos Lakers que ya ocupan la cuarta plaza en la Conferencia Oeste, a solo dos triunfos de los Spurs, segundos, aunque todavía lejos de los líderes, los Oklahoma Thunders de Kevin Durant.

Kobe ganó la batalla a un Lebron James que se multiplicó para suplir la ausencia de Chris Bosh y la eliminación por faltas de Wade cuando todavía faltaban cinco minutos para el final. LeBron anotó 25 puntos, capturó 13 rebotes y repartió 7 asistencias; también robó tres balones, perdió otros tantos, y puso dos tapones, tantos como le pusieron. Eso sí, erró los cuatro triples que intentó y durante algunos momentos defendió a Pau Gasol, en un duelo que echó chispas en varios momentos, hasta el punto de que ambos fueron castigados con una falta técnica tras el rifirrafe con el que concluyó el tercer cuarto.

Pau Gasol, víctima de los rumores sobre su traspaso, concluyó con 11 puntos y 10 rebotes, un doble doble menos brillante que otros anteriores. El que sí estuvo acertado fue su compañero Bynum, con 16 puntos y 13 rebotes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ambición de Kobe Bryant