La Liga rompe con la AFE

Los clubes abandonan las negociaciones sobre el convenio colectivo


madrid / colpisa

La guerra entre la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) vivió ayer un nuevo capítulo. Más de cinco meses después de que el sindicato de jugadores -ante unas supuestas garantías de cobro de salarios ofrecidas por la patronal de clubes- desconvocase la huelga que solo afectó a la primera jornada del campeonato liguero, se han roto las negociaciones sobre el nuevo convenio colectivo.

Liga y AFE, que aseguraban ir por el buen camino hacia la resolución del conflicto laboral, se acusan ahora mutuamente de entorpecer un acuerdo que ya debía haberse cerrado.

La LFP afirma que se ha visto «obligada a romper las negociaciones ante la intransigencia de la posición mantenida por la AFE», mientras que el sindicato de futbolistas, que manifestó ayer su sorpresa, no entiende ni comparte que los clubes hayan adoptado la decisión de abortar las conversaciones «de manera unilateral».

Descarta la huelga

En cualquier caso, la Asociación de Futbolistas Españoles descarta por el momento una nueva huelga, «dado que los derechos de los futbolistas se encuentran salvaguardados a través del convenio colectivo de fecha 31 de mayo del 2008 en la parte que es de legal aplicación», según se ha encargado de recordar el sindicato.

Entre los principales puntos de desacuerdo que la LFP asegura que «no puede admitir», tal y como reconoce ahora el propio organismo presidido por José Luis Astiazarán, destaca el gran caballo de batalla, la nueva estructura retributiva de los futbolistas planteada por la AFE, «que obliga a abonar un mayor porcentaje del salario en las mensualidades ordinarias».

«La Asociación de Futbolistas Españoles establece que en los nuevos contratos firmados a partir de la temporada 2012-2013 se incluyan unos plazos obligatorios de ficha distintos, en función del porcentaje de salario que el futbolista perciba como salario mensual», subraya la Liga, que acuciada por la crisis que acogota a los clubes, no está dispuesta a aceptar dicha exigencia.

«La LFP ha realizado el estudio del impacto de la propuesta de la AFE sobre los clubes y sociedades anónimas deportivas, llegando a la conclusión de que dicha pretensión conllevaría un cambio muy relevante de la estructura retributiva actual, que no puede ser asumida por los clubes/SAD al carecer de una estructura de ingresos que les permita hacer frente a dichas pretensiones y menos aún ante la actual coyuntura económica», admite la patronal.

Estructura retributiva

Sin embargo, el sindicato de jugadores que lidera Luis Rubiales puntualiza que la modificación de la estructura retributiva «fue la primera propuesta realizada por la LFP a la AFE», y que la Liga insistió en la propia mesa negociadora en la necesidad de esa medida. También existe una discrepancia absoluta entre las partes sobre la cesión de los derechos de imagen de los futbolistas.

El sindicato de futbolistas considera que la ruptura por parte de la patronal «está propiciada por otras circunstancias externas a la mesa de negociación y muy distintas a las propuestas que se venían estudiando».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Liga rompe con la AFE