«Vine a Marruecos a disfrutar, vivir del fútbol y aprender»

El vigués considera un honor ayudar a Benito Floro en su aventura africana


a coruña / la voz

Son las ocho de la tarde (una hora menos en Marruecos) y Rubén Albés repasa algo de francés en su habitación. Tiene un profesor particular que le ha puesto el club en esta experiencia al lado de Benito Floro. Solo tiene 26 años (hasta que se desvinculó del Catarroja era el entrenador más joven del fútbol español) y se marchó a Casablanca con apenas una maleta cargada de ilusión. Este vigués, que vive por y para el fútbol, está haciendo realidad el sueño de trabajar en un club grande: el Wydad, excampeón marroquí y quinto clasificado en el presente campeonato de Liga.

-¿Cómo surgió su marcha?

-De repente y todo se concretó muy rápido. Hace diez días estaba en el teatro con el móvil apagado. Al salir, encontré 4 llamadas perdidas de mi representante, así como otras tantas de varios amigos. La persona que me acompañaba también tenía varias llamadas. Me puse en contacto con mi agente y fue directo. Me dijo que Floro había firmado, que me quería con él y las condiciones. No tardé ni diez segundos en decir que sí. Como para pensárselo [se ríe].

-¿Sabe por qué usted?

-A Benito lo conocí cuando llegué a Valencia (estuvo una temporada en las categorías inferiores del club che, otra en el Burjassot y esta en el Catarroja). Pronto conectamos, porque tenemos formas similares de ver el fútbol. Recuerdo que hace unos años me dijo: «Cuando fiche por un equipo te llevo». Me lo tomé a broma y ahora mira. Considero que soy un afortunado porque no todos los días uno puede trabajar con alguien que tiene su palmarés. Y por eso me vine a Marruecos a disfrutar, vivir del fútbol y aprender. Con Floro lo conseguiré.

-¿Cuál será su papel?

-Vengo de segundo y por lo que hemos hablado, no quiere un ayudante que le diga a todo que sí. Quiere que le eche una mano y que le dé mi opinión, que en ocasiones coincidirá y en otras no, pero no quiere alguien que le dé la razón en todo.

-¿Cómo han sido estos primeros días?

-Todo a cien. Porque según llegamos iniciamos una concentración de 15 días en Marrakech, ya que la Liga se ha parado con motivo de la Copa de África. Aquí estamos trabajando bien, pero claro, todo será algo diferente cuando vayamos para Casablanca.

-¿Ha tenido repercusión el fichaje de Floro?

-Sí, porque aquí el Wydad es como el Madrid en España. El día de la presentación estaba lleno de periodistas. Para mí fue algo extraño. No estoy habituado.

-¿Tiene alojamiento allí?

-Como todo fue muy rápido, yo no tengo nada. Pero me ha dicho el club que me lo buscaría para que ya me pueda instalar cuando regresemos. Supongo que viviré en algún piso céntrico cerca del míster para que así podamos estar más en contacto, reunirnos y esas cosas. Pero aún no sé.

rubén albés segundo entrenador del wydad de casablanca

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Vine a Marruecos a disfrutar, vivir del fútbol y aprender»