Una deuda estimada en 250 millones


Fuentes próximas a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) habían cifrado el pasado abril la deuda que mantienen los clubes profesionales con los futbolistas en unos 250 millones de euros, lo se supone «una situación límite» para el sindicato.

La AFE ya ha reclamado al Gobierno en más de una ocasión que consiga garantías de las entidades futbolísticas para que mantengan sus compromisos de pago. Su presidente, Luis Rubiales, declaró entonces que «no es moral ni ético que la gran cantidad de dinero que llega al fútbol no se reparta entre los jugadores».

El sindicato insiste en reclamaciones antiguas y viene señalando desde hace tiempo que cuanto más dinero entra en la Liga, más crece la deuda. Si bien llegó a manifestar que en Segunda B se había dado cierta mejoría, destacó que en Primera y Segunda se producen «problemas comparables a los países más desestructurados de Europa».

Mala gestión

Rubiales llegó a denunciar ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso «la mala gestión de sus dirigentes». Y recordó que los impagos contribuyen a que la competición se adultere. Criticó también que la Liga de Fútbol Profesional sea el organizador de la competición liguera. «Es un error que se le diese a la patronal», advirtió. Agregó que mientras que un buen número de futbolistas no cobran sus salarios, otros sectores relacionados con el fútbol se lucran. Y ya en el mes de abril mencionó la posibilidad de convocar una huelga para el próximo campeonato, señalando que es mejor parar la Liga en su arranque a esperar un mes y permitir que la situación se vaya enquistando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una deuda estimada en 250 millones